Skip to main content
Vida Catòlica abril 2, 2024

¿Se salvó Judas luego de traicionar a Jesús? La clara respuesta de un sacerdote


El Padre José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y Televisión de la Arquidiócesis Primada de México, brindó una perspectiva sobre la posible salvación de Judas Iscariote tras su traición a Jesús por 30 monedas de plata y su posterior suicidio.

El sacerdote mexicano destacó la diferencia entre el remordimiento y el arrepentimiento. Mientras el remordimiento es un sentimiento de culpabilidad que no necesariamente lleva al cambio, el arrepentimiento implica un propósito genuino de enmienda y transformación de vida.

Basándose en su experiencia pastoral con reclusos, el Padre Aguilar señaló que muchos experimentaban remordimiento pero carecían del deseo real de cambiar. Para recibir el perdón de Dios, enfatizó que se requiere más que solo la culpa: se necesita un sincero arrepentimiento y un propósito de cambio.

Refiriéndose a la situación de Judas, el sacerdote señaló que la Biblia solo menciona su remordimiento, lo que sugiere que no se salvó. Sin embargo, compartió reflexiones basadas en conversaciones con personas que intentaron suicidarse y experimentaron arrepentimiento en el último momento.

Hizo referencia al relato bíblico de los ladrones crucificados junto a Jesús, donde uno se arrepiente en sus últimos momentos y recibe la promesa del Paraíso. Esta narrativa sugiere que el arrepentimiento incluso en el umbral de la muerte puede conducir a la salvación, aunque se deba pasar por el purgatorio.

El Padre Aguilar planteó la incógnita sobre los pensamientos finales de Judas al enfrentar la muerte y afirmó que solo Dios conoce el estado de su corazón en esos momentos. Subrayó que, si Judas hubiera elevado una oración de arrepentimiento, habría tenido la oportunidad de salvarse.

En conclusión, el sacerdote recordó que el amor y la misericordia de Dios superan cualquier pecado, por grande que sea. Instó a no permitir que el pecado obstaculice la recepción del perdón divino, enfatizando que la misericordia de Dios es infinitamente mayor que cualquier transgresión.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas de San Luis Gonzaga, religioso


Lectura del segundo libro de los Reyes (11,1-4.9-18.20):

En aquellos días, cuando Atalía, madre del rey Ocozías, vio que su hijo había muerto,...


Sal 131,11.12.13-14.17-18

R/. El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella El Señor ha jurado...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,19-23):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No atesoréis tesoros en la tierra, donde...

Leer todas las lecturas