Skip to main content
Vida Catòlica junio 18, 2024

San Marco y Marceliano: Testigos de la Fe y el Sacrificio

San Marco y Marceliano, hermanos gemelos nacidos en una familia romana pagana, vivieron en una época marcada por la persecución de los cristianos bajo el reinado de Diocleciano. A pesar de su crianza en un entorno no cristiano, fueron instruidos en la fe por un tutor cristiano, desarrollando una devoción profunda hacia el cristianismo desde una edad temprana.

Aunque anhelaban vivir vidas célibes dedicadas a Dios, se vieron obligados a casarse con mujeres paganas. Sin embargo, mantenían la esperanza de que su ejemplo y testimonio eventualmente llevarían a la conversión de sus esposas.

Su firmeza en la fe los llevó a enfrentar persecuciones y sufrimientos. A pesar de los consejos de sus familiares para renunciar al cristianismo, San Marco y Marceliano permanecieron firmes en su fe, incluso ante la amenaza de tortura y muerte.

El juez Cromacio, frustrado por su resistencia, los condenó a ser azotados y luego degollados. Sin embargo, durante un breve período de treinta días concedido para persuadirlos de abandonar su fe, sus propios familiares, testigos de su valentía y convicción, se convirtieron al cristianismo.

Incluso después de este lapso, cuando la persecución se reanudó bajo el mandato del cruel Fabiano, San Marco y Marceliano mantuvieron su fidelidad a Cristo. Fueron sometidos a torturas brutales, como ser clavados a un tronco y atravesados con lanzas, mientras alababan a Dios con cánticos.

El 18 de Junio del año 286, San Marco y Marceliano entregaron sus vidas por su fe, pronunciando el nombre de Jesús y María hasta el último aliento. Fueron enterrados en un lugar conocido como el Campo de las Arenas, y más tarde sus reliquias fueron trasladadas a Roma, donde se les honra como mártires y ejemplos de valentía y perseverancia en la fe cristiana.

Que la historia de San Marco y Marceliano nos inspire a mantenernos firmes en nuestra fe, incluso en medio de las pruebas y persecuciones, y a seguir su ejemplo de fidelidad a Cristo hasta el final.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la XV Semana del Tiempo Ordinario. San Apolinar, obispo y mártir. Santa María en sábado


Lectura de la profecía de Miqueas (2,1-5):

¡Ay de los que meditan maldades, traman iniquidades en sus camas; al amanecer las cumplen,...


Sal 9,22-23.24-25.28-29.35

R/. No te olvides de los humildes, Señor ¿Por qué te quedas lejos, Señor, y te...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,14-21):

En aquel tiempo, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se...

Leer todas las lecturas