Skip to main content
Vida Catòlica junio 27, 2024

San Cirilo de Alejandría: Defensor de la Fe y la Doctrina de la Theotokos

San Cirilo de Alejandría es reconocido como uno de los grandes defensores de la ortodoxia cristiana, particularmente conocido por su lucha contra la herejía del nestorianismo. Nacido en el siglo IV, San Cirilo se convirtió en arzobispo de Alejandría, Egipto, y desempeñó un papel crucial en la definición de la doctrina cristológica y mariana de la Iglesia.

Defensa de la Ortodoxia

San Cirilo es famoso por su defensa de la doctrina que proclama a María como Theotokos, es decir, Madre de Dios. Esta doctrina fue proclamada como dogma en el Concilio de Éfeso en el año 431, un concilio que San Cirilo presidió bajo la autoridad del Papa Celestino I. La principal herejía contra la que luchó San Cirilo fue el nestorianismo, propuesto por Nestorio, el patriarca de Constantinopla.

Nestorio argumentaba que María no debía ser llamada Madre de Dios, sino Madre de Cristo, sugiriendo una separación entre la divinidad y la humanidad de Jesús. San Cirilo, en cambio, defendió vehementemente que negar a María el título de Theotokos era poner en duda la identidad misma de Jesucristo como una sola persona divina.

Aportes a la Mariología y Cristología

El argumento central de San Cirilo fue que María es la Theotokos, no porque ella existiera antes de Dios o hubiera creado a Dios, sino porque la persona que nació de ella es divina. Dios es eterno, y María es una criatura de Dios, pero Dios eligió nacer de una mujer. La persona que nace de María es divina; por lo tanto, ella es Madre de Dios.

Esta defensa no solo aportó significativamente a la Mariología, el estudio teológico sobre María, sino que también fortaleció la Cristología, el estudio de la naturaleza de Cristo. Al afirmar la unidad de la persona de Cristo como verdadera y completamente divina y humana, San Cirilo ayudó a consolidar una comprensión fundamental de la encarnación en la teología cristiana.

Sufrimientos y Victoria

La ferviente defensa de San Cirilo de la verdad le llevó a enfrentar numerosas dificultades, incluyendo encarcelamiento y muchas luchas tanto políticas como religiosas. A pesar de estos desafíos, su firmeza y compromiso con la ortodoxia le permitieron salir victorioso. La proclamación del dogma de la Theotokos en el Concilio de Éfeso fue un triunfo tanto para él como para la Iglesia, estableciendo una base sólida para la devoción mariana y la comprensión cristológica que perdura hasta hoy.

Legado y Celebración

San Cirilo de Alejandría dejó un legado duradero en la Iglesia. Es recordado como un teólogo brillante, un defensor incansable de la fe y un pastor dedicado. Su trabajo y su vida continúan inspirando a los cristianos a profundizar en su comprensión de la naturaleza de Cristo y la importancia de María en la historia de la salvación.

El 27 de junio es una fecha significativa para los fieles, ya que es el día en que se celebra la fiesta de San Cirilo de Alejandría. En esta fecha, los católicos recuerdan y honran sus contribuciones a la Iglesia y su valiente defensa de la fe.

San Cirilo de Alejandría, a través de su vida y enseñanzas, nos muestra la importancia de la fidelidad a la verdad y el valor de defender la fe con convicción y amor.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la XV Semana del Tiempo Ordinario. San Apolinar, obispo y mártir. Santa María en sábado


Lectura de la profecía de Miqueas (2,1-5):

¡Ay de los que meditan maldades, traman iniquidades en sus camas; al amanecer las cumplen,...


Sal 9,22-23.24-25.28-29.35

R/. No te olvides de los humildes, Señor ¿Por qué te quedas lejos, Señor, y te...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,14-21):

En aquel tiempo, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se...

Leer todas las lecturas