Skip to main content
Vida Catòlica abril 11, 2023

Papa: el diablo busca el fracaso del hombre pero nada puede si hay oración

En una entrevista inédita, contenida en el libro recién publicado «Esorcisti contro Satana” (Exorcistas contra Satanás) del periodista italiano Fabio Marchese Ragona, el Papa Francisco reitera que el Diablo siempre trata de atacar a todos y siembra la discordia, incluso en la Iglesia, intentando el libro, publicado por la editorial Piemme, llegó a las estanterías italianas el martes.
Noticias del Vaticano

“Esorcisti contro Satana”, destaca la acción del Diablo en nuestro mundo a partir de los testimonios de importantes exorcistas y víctimas de posesiones demoníacas que han encontrado el coraje de contar sus historias al periodista italiano Fabio Marchese Ragona
En la entrevista, se le pidió al Papa Francisco que comentara el testimonio de una joven monja, si alguna vez ha tratado directamente casos de posesión demoníaca y exorcismo, y si el Diablo también puede actuar en el Vaticano e incluso atacar al Papa.

Santo Padre, en el testimonio de la monja poseída, leemos que el Diablo habría hablado de usted diciendo: «Lo odio, siempre habla mal de mí. ¿Ha visto cuántos problemas le causo?» ¿Qué podemos hacer con estas afirmaciones?
No estoy personalmente familiarizado con este caso y, por lo tanto, no puedo comentar. Pero, sí, es posible que le ponga los nervios de punta al Diablo, porque trato de seguir al Señor y hacer lo que dice el Evangelio. Y eso le molesta. Al mismo tiempo, ciertamente se alegra cuando cometo algún pecado. Busca el fracaso del hombre, pero no tiene ninguna posibilidad si hay oración.

Fabio Marchese Ragona

¿Alguna vez has tratado directamente con personas poseídas por el diablo?

Cuando era arzobispo de Buenos Aires tuve varios casos de personas que venían a decirme que estaban poseídas. Los envié a una consulta con dos buenos sacerdotes “especialistas”: no son curanderos, sino exorcistas. Uno se llama Carlos Alberto Mancuso y era exorcista en la Diócesis de La Plata. El otro era mi confesor, el padre Nicolás Mihaljevic, un jesuita nacido en Croacia. Ambos me dijeron después que sólo dos o tres de esas personas fueron realmente víctimas de posesión diabólica. Los demás sufrían de obsesión diabólica, que es bien diferente porque no tenían al Diablo en el cuerpo. Esto debe especificarse.

Y como pontífice, ¿alguna vez ha practicado exorcismos?

No, eso nunca sucedió. Si llegara a suceder, pediría el apoyo de un buen exorcista, como ya lo hice como arzobispo.

Varias personas han dicho de Benedicto XVI que durante su pontificado fue atacado por el Diablo -que siempre nos tienta- pero que, a pesar de haberlo padecido, resistió bien. Pablo VI en 1972 dijo que el humo de Satanás había entrado en el Templo de Dios por alguna fisura. ¿Puede el Diablo actuar también en el Vaticano y atacar al Papa?

Lo cierto es que el Diablo trata de atacar a todos sin distinción, y trata sobre todo de golpear a los que tienen más responsabilidades en la Iglesia o en la sociedad. Incluso Jesús sufrió tentaciones del Diablo, también podemos pensar en las de Simón Pedro, a quien le dijo: «Aléjate de mí, Satanás». Incluso el Papa, por lo tanto, es atacado por el maligno.

Somos seres humanos y siempre trata de atacarnos. Es doloroso, pero frente a la oración, ¡no tiene ninguna posibilidad! Y entonces, sí, es verdad, como decía San Pablo VI, que también el Diablo puede entrar en el Templo de Dios, para sembrar discordia y volverse unos contra otros: las divisiones y los ataques son siempre obra del Diablo. Siempre trata de insinuarse para corromper el corazón y la mente del hombre. La única salvación es seguir el camino indicado por Cristo.

¿Debemos tener miedo del diablo?

Creo que hay algunos demonios muy peligrosos y estoy hablando de demonios «educados». Jesús también habla de esto, lo leemos en el Evangelio de Lucas: Dice que cuando el espíritu impuro es ahuyentado, vaga por el desierto buscando alivio. Pero en un momento se aburre y vuelve a «casa», de donde lo habían echado, y ve que la casa está en orden, es hermosa, como cuando él estaba adentro.

¿Qué pasa en ese punto?

Llama a otros demonios, más malvados que él, los trae, entran en la casa, cortésmente, tocan el timbre, toman posesión cortésmente. El alma, sin cuidarse de examinar la conciencia, no les hace caso, o por tibieza espiritual los deja entrar. Estos demonios son terribles. Porque te matan. Es la peor posesión. La mundanalidad espiritual cubre todas estas cosas. No hay escapatoria: el Diablo, o destruye directamente con guerras e injusticias, o lo hace cortésmente, de manera muy diplomática, como cuenta Jesús. Se necesita discernimiento.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Jueves de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (8,26-40):

EN aquellos días, un ángel del Señor habló a Felipe y le dijo: «Levántate y...


Sal 65,8-9.16-17.20

R/. Aclamad al Señor, tierra entera Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, haced resonar sus alabanzas, porque...


Lectura del santo evangelio según san Juan (6,44-51):

EN aquel tiempo, dijo Jesús al gentío: «Nadie puede venir a mí si no lo...

Leer todas las lecturas