Skip to main content
Vida Catòlica mayo 6, 2024

Morir antes que pecar: Esta oración dirigida por Santo Domingo Savio a la Virgen María

Hoy, 6 de mayo, la Iglesia Católica celebra la fiesta de Santo Domingo Savio, un joven santo que dejó un legado espiritual profundo, incluida una oración poco conocida dirigida a la Virgen María. Esta oración, recogida por San Juan Bosco en uno de sus libros, revela la profunda devoción y compromiso espiritual de Santo Domingo desde una edad temprana.

San Juan Bosco escribió un libro sobre la vida de Santo Domingo Savio, donde relata que, al hacer su Primera Comunión a la tierna edad de siete años en 1849, Domingo estableció cuatro propósitos que guiaron su vida espiritual. Entre estos propósitos, destacaba el compromiso de «Morir antes que pecar».

El día en que se proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre de 1854, Santo Domingo se postró ante el altar de la Virgen y renovó las promesas hechas en su Primera Comunión. Allí, repetía una y otra vez una poderosa oración:

“María, te doy mi corazón; que sea siempre tuyo. Jesús y María, que seáis siempre mis amigos; pero, por piedad, dejadme morir antes que tener la desgracia de cometer un solo pecado”.

Antes de su muerte, Santo Domingo recibió por última vez los sacramentos de la Penitencia y la Comunión. Recordó las promesas de su Primera Comunión y con valentía afirmó: “Lo repito y lo digo mil veces: morir, pero no pecar”.

Su mensaje final para los fieles del mundo fue un testimonio de confianza en la compañía de Jesús: “Ahora estoy contento; es verdad que tengo que hacer el largo viaje de la eternidad, pero con Jesús en mi compañía, no tengo nada que temer. Dilo siempre, dilo a todos: quien tiene a Jesús por amigo y compañero ya no teme ningún mal, ni siquiera la muerte”.

La vida y las palabras de Santo Domingo Savio continúan inspirando a los fieles a buscar la santidad y a confiar en la protección divina en todas las circunstancias de la vida. Que su ejemplo nos motive a vivir con un compromiso renovado con la fe y el servicio a Dios y a los demás.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,1-16):

Por aquel tiempo, Nabot, el de Yezrael, tenía una viña pegando al palacio de Ajab,...


Sal 5,2-3.5-6.7

R/. Atiende a mis gemidos, Señor Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos, haz caso...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,38-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Ojo por...

Leer todas las lecturas