Skip to main content
Vida Catòlica abril 30, 2024

La profecía que recibió Don Bosco de San Cottolengo, protector de los enfermos menospreciados

El 30 de abril, la Iglesia Católica celebra a San José Benito Cottolengo, quien inició una impresionante obra a favor de los enfermos que eran menospreciados en otros centros de salud. Este santo le dio una especial profecía a Don Bosco, y ambos fueron canonizados el mismo año.

San José Benito Cottolengo (1786-1842) nació en el norte de Italia y dedicó su vida al servicio de los necesitados, fundando la Pequeña Casa de la Divina Providencia. Su compromiso con los más desfavorecidos dejó una huella indeleble en la historia de la caridad cristiana.

Según las Memorias Biográficas de Don Bosco, en un encuentro memorable, San Cottolengo le dijo: “Tiene usted cara de bueno; venga a trabajar en la Pequeña Casa de la Divina Providencia, que no le faltará trabajo”. Don Bosco, con humildad, prometió unirse a la obra de San Cottolengo, cumpliendo así su palabra con el tiempo.

En otra ocasión, San Cottolengo profetizó a Don Bosco: “Usted lleva una sotana de paño demasiado delgado y ligero. Provéase de otra de tela más fuerte y más consistente para que los jóvenes puedan agarrarse a ella sin romperla… ¡Vendrá un día en que se la romperá tanta gente!”. Esta profecía se cumplió con la expansión de la obra de Don Bosco y la formación de los oratorios juveniles, donde cientos de jóvenes encontraron un hogar espiritual.

El legado de San Cottolengo y su profecía a Don Bosco continúan inspirando a las generaciones actuales a dedicarse al servicio desinteresado de los más necesitados, recordándonos que cada acto de amor y compasión tiene un impacto duradero en el mundo.

San Cottolengo fue canonizado el 19 de marzo de 1934, mientras que su vecino Don Bosco fue canonizado el 1 de abril del mismo año, resplandeciendo juntos como faros de esperanza en la oscuridad del sufrimiento humano.

#SanJoséBenitoCottolengo #DonBosco #Profecía #Caridad #Servicio #Fe #Testimonio #Cristianismo

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,1-16):

Por aquel tiempo, Nabot, el de Yezrael, tenía una viña pegando al palacio de Ajab,...


Sal 5,2-3.5-6.7

R/. Atiende a mis gemidos, Señor Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos, haz caso...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,38-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Ojo por...

Leer todas las lecturas