Skip to main content
Vida Catòlica mayo 24, 2024

La medalla de María Auxiliadora, una «luz milagrosa» frente a la oscuridad

La medalla de María Auxiliadora es un objeto devocional utilizado por los fieles católicos como símbolo de protección y auxilio de la Virgen María en momentos de dificultad. Se le atribuye la capacidad de brindar una «luz milagrosa» frente a la oscuridad espiritual y los peligros.

La medalla de María Auxiliadora tiene su origen en la devoción a Santa María Auxiliadora promovida por San Juan Bosco. Según la tradición, en 1860, San Juan Bosco tuvo una visión en la que la Virgen María le mostró una imagen de sí misma como «Auxiliadora de los cristianos». Desde entonces, San Juan Bosco y los salesianos comenzaron a difundir esta devoción y a utilizar la medalla como un signo de protección y ayuda maternal.

La medalla de María Auxiliadora suele tener en su anverso una imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en sus brazos. Alrededor de la imagen, se encuentran inscritas las palabras «María, Auxilio de los cristianos». En el reverso de la medalla, se representa el sagrado corazón de Jesús y el corazón inmaculado de María, con la inscripción «Corazón de Jesús, ten piedad de nosotros. Corazón de María, ruega por nosotros».

La medalla de María Auxiliadora es considerada un sacramental, es decir, un objeto sagrado que, por la oración y la bendición de la Iglesia, se cree que tiene el poder de otorgar gracias y protección espiritual a quienes la llevan consigo. Los fieles suelen llevar la medalla alrededor del cuello, en una pulsera o en un llavero, como una forma de mostrar su devoción y buscar la intercesión de María en su vida diaria.

Se atribuyen numerosos testimonios de favores y milagros obtenidos a través de la medalla de María Auxiliadora. Los creyentes la consideran una fuente de fortaleza espiritual y una ayuda en momentos de peligro, enfermedad, tentación y dificultad.

En resumen, la medalla de María Auxiliadora es un objeto devocional utilizado por los católicos como un símbolo de protección y auxilio de la Virgen María. Se le atribuye una «luz milagrosa» frente a la oscuridad espiritual y los peligros. La medalla representa la intercesión maternal de María y es considerada un sacramental que brinda gracia y protección a quienes la llevan consigo.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas de Solemnidad de La Santísima Trinidad


Primera lectura: Dt 4,32-34.39-40

Moisés habló al pueblo, diciendo: «Pregunta, pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido,...


Salmo responsorial: 32

Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad. La palabra del Señor es...


Evangelio: Mt 28,16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les...

Leer todas las lecturas