Skip to main content
Vida Catòlica diciembre 1, 2023

Hoy se Celebra al Beato Carlos de Foucauld (1858-1916)

Carlos de Foucauld, también conocido como el Beato Carlos de Foucauld, fue un explorador, ermitaño y místico francés nacido el 15 de septiembre de 1858 en Estrasburgo, Francia, y fallecido el 1 de diciembre de 1916 en Tamanrasset, Argelia. Su vida estuvo marcada por una transformación espiritual significativa y un compromiso profundo con la vida monástica en medio del desierto.

A continuación, proporciono una visión general de la vida y legado de Beato Carlos de Foucauld:

Juventud y Vida Mundana: Carlos de Foucauld provenía de una familia noble en Francia. Aunque fue bautizado en la fe católica, durante gran parte de su juventud, vivió una vida alejada de la práctica religiosa. Fue militar y explorador, y sus viajes lo llevaron a tierras lejanas, incluyendo Marruecos y Argelia.

Conversión y Vida Religiosa: La verdadera transformación espiritual de Carlos de Foucauld tuvo lugar después de una experiencia de conversión durante una peregrinación a Tierra Santa en 1886. Este evento marcó un cambio significativo en su vida, llevándolo a dedicarse más profundamente a su fe católica.

Después de su conversión, Carlos sintió el llamado a vivir una vida de mayor simplicidad y humildad. Ingresó en la Trapa, una rama de la orden cisterciense conocida por su austeridad y vida contemplativa.

Vida en el Desierto: Después de pasar varios años en la Trapa, Carlos de Foucauld buscó una vida más austera y solitaria. En 1901, fue ordenado sacerdote y se trasladó a Tamanrasset, en el desierto del Sahara en Argelia. Allí, vivió entre los tuaregs, una tribu nómada local.

Su vida en el desierto fue caracterizada por la oración, el estudio de las Escrituras y un profundo respeto por la cultura y las personas locales. Carlos también desarrolló un profundo sentido de la contemplación, expresado en su deseo de ser «el hermano universal» y «el ermitaño del Sahara».

Muerte y Legado: Carlos de Foucauld fue asesinado en su ermita en Tamanrasset el 1 de diciembre de 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Su vida y escritos dejaron un impacto duradero en la espiritualidad cristiana. Después de su muerte, sus escritos fueron publicados, y su ejemplo de vida en el desierto inspiró a otros a seguir un camino de contemplación y servicio desinteresado.

Beatificación: Carlos de Foucauld fue beatificado por el Papa Benedicto XVI el 13 de noviembre de 2005. Su vida es recordada como un testimonio de entrega a Dios y servicio a los demás, especialmente a aquellos que viven en las periferias de la sociedad. La espiritualidad de Carlos de Foucauld continúa influyendo en comunidades monásticas y en aquellos que buscan una vida de oración y solidaridad.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Martes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,17-29):

Después de la muerte de Nabot, el Señor dirigió la palabra a Ellas, el tesbita:...


Sal 50,3-4.5-6a.11.16

R/. Misericordia, Señor: hemos pecado Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,43-48):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Amarás a...

Leer todas las lecturas