Skip to main content
Vida Catòlica septiembre 7, 2023

Hoy se celebra a Santa Regina, Virgen y Mártir

En la historia de los santos y mártires cristianos, Santa Regina destaca como una figura valiente y firme en su fe, cuyo testimonio de resistencia y devoción ha perdurado a lo largo de los siglos. Nacida en Alise, una localidad en Borgoña, Santa Regina se convirtió en un ejemplo de fe inquebrantable en medio de la persecución y el sufrimiento.

Orígenes y Educación

Santa Regina nació como hija de un ciudadano pagano en Alise, Borgoña. Desafortunadamente, su madre falleció al dar a luz, dejando a Regina al cuidado de una nodriza que era cristiana. Esta nodriza no solo cuidó de la joven Regina, sino que también la educó en la fe cristiana, inculcándole los valores y principios de la religión.

La Negativa al Matrimonio y la Persecución

La belleza de Santa Regina llamó la atención del prefecto Olybrius. Al descubrir que Regina provenía de una noble familia, Olybrius deseó casarse con ella. Sin embargo, Regina se mantuvo firme en su resolución de no aceptar este matrimonio y rechazó los intentos de persuasión por parte de su propio padre, quien también deseaba que aceptara la propuesta debido a la riqueza y posición social de Olybrius.

La obstinación de Regina llevó a su padre a tomar medidas drásticas. Decidió encerrarla en un calabozo, esperando que la privación de su libertad la llevaría a ceder ante las presiones para casarse con Olybrius. Sin embargo, a pesar de las difíciles condiciones y el sufrimiento en prisión, Regina no renunció a su fe ni a su decisión de no casarse con un hombre que no compartiera su creencia en Cristo.

La Tortura y el Mártir

Ante la determinación de Regina, Olybrius recurrió a la tortura en un intento de quebrantar su voluntad. La joven sufrió azotes y otros tormentos, pero su fe no flaqueó. En una noche en prisión, Regina recibió una visión reconfortante de la cruz y escuchó una voz que le prometía su liberación inminente. Con esta experiencia espiritual, Regina encontró fortaleza para resistir los tormentos.

Al día siguiente, Olybrius ordenó que Regina fuera torturada nuevamente y, finalmente, condenada a la decapitación. En el momento de su ejecución, ocurrió un evento milagroso: una paloma blanquísima apareció, lo que causó la conversión de muchos de los presentes que presenciaron el martirio de Regina.

Legado y Devoción

Santa Regina pasó a ser venerada como mártir y virgen, honrada por su valentía y su devoción inquebrantable a su fe cristiana. Su historia ha sido transmitida a lo largo de los siglos como un ejemplo de resistencia ante la adversidad y como un recordatorio de la importancia de mantener la fe en momentos difíciles.

En la iconografía cristiana, Santa Regina a menudo es representada con los atributos de una paloma blanca y una corona, simbolizando su martirio y su victoria espiritual. Su festividad se celebra en diferentes fechas en diferentes tradiciones cristianas, pero generalmente es el 7 de septiembre.

Santa Regina, virgen y mártir, sigue siendo una fuente de inspiración para los creyentes que enfrentan desafíos en su fe y se mantienen fieles a sus convicciones en medio de la adversidad. Su historia nos recuerda la importancia de mantenernos firmes en nuestras creencias y valores, incluso cuando enfrentamos pruebas difíciles.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (6,8-15):

EN aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en...


Sal 118,23-24.26-27.29-30

R/. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor Aunque los nobles se sienten a...


Lectura del santo evangelio según san Juan (6,22-29):

DESPUÉS de que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando...

Leer todas las lecturas