Skip to main content
Vida Catòlica agosto 14, 2023

Hoy se celebra a San Maximiliano Kolbe, mártir de la vida, víctima de la ideología

San Maximiliano Kolbe fue un sacerdote franciscano polaco que se convirtió en un mártir durante la Segunda Guerra Mundial. Nació el 8 de enero de 1894 en Zduńska Wola, Polonia, y murió el 14 de agosto de 1941 en el campo de concentración de Auschwitz, en Polonia. Es conocido por haber ofrecido su vida en lugar de otro prisionero en el campo de concentración, demostrando un acto extremadamente valiente y altruista.

Kolbe se unió a la Orden de los Frailes Menores Conventuales y se convirtió en un sacerdote y teólogo. Fundó el Monasterio de la Inmaculada Concepción en Niepokalanów, Polonia, que se convirtió en un centro de actividad religiosa y editorial. También fue un defensor apasionado de la Virgen María y difundió su devoción a través de su trabajo pastoral y sus escritos.

Durante la ocupación nazi de Polonia, Maximiliano Kolbe continuó su ministerio y ayudó a esconder y proteger a muchos refugiados judíos en su monasterio. Sin embargo, en 1941, fue arrestado por las autoridades alemanas y enviado al campo de concentración de Auschwitz.

En el campo de concentración, Kolbe demostró un notable espíritu de servicio y compasión hacia sus compañeros prisioneros. En un acto que lo inmortalizó, se ofreció voluntariamente para tomar el lugar de otro prisionero condenado a muerte. Esta acción reflejó su profundo compromiso con el amor cristiano y su disposición a dar su vida por los demás. Fue confinado a una celda de hambre, donde murió el 14 de agosto de 1941.

San Maximiliano Kolbe fue canonizado por el Papa Juan Pablo II el 10 de octubre de 1982. Se le conoce como el «mártir de la caridad» debido a su sacrificio en Auschwitz y su dedicación a los principios del amor y la compasión en medio de la brutalidad y la persecución.

La referencia a «víctima de la ideología» en su conmemoración se refiere al contexto histórico de la Segunda Guerra Mundial y a la persecución religiosa y étnica llevada a cabo por los nazis. Kolbe fue una de las muchas víctimas de esta ideología intolerante que buscaba erradicar a ciertos grupos étnicos y religiosos.

En resumen, San Maximiliano Kolbe es recordado como un ejemplo de valentía, amor sacrificial y compasión en tiempos de adversidad. Su vida y sacrificio continúan inspirando a personas de todas las creencias a vivir de manera altruista y a oponerse a la injusticia y la intolerancia.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la X Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (18,20-39):

En aquellos días, el rey Ajab despachó órdenes a todo Israel, y los profetas de...


Sal 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti Protégeme, Dios mío, que me refugio en...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,17-19):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No creáis que he venido a abolir...

Leer todas las lecturas