Skip to main content
Vida Catòlica junio 14, 2024

Hoy se celebra a San Juan Francisco Régis, jesuita, incansable apóstol del campo

San Juan Francisco Régis, un jesuita francés, es conocido por su dedicación y labor como misionero en áreas rurales. Nació el 31 de enero de 1597 en Fontcouverte, Francia, y falleció el 31 de diciembre de 1640 en La Louvesc.

Vida y Vocación

San Juan Francisco Régis ingresó a la Compañía de Jesús a la edad de 18 años y fue ordenado sacerdote en 1631. Desde el principio, mostró una pasión por la evangelización, dedicándose con fervor a trabajar en regiones rurales y áreas remotas, donde la fe católica era débil o inexistente.

Misionero Incansable

El santo se convirtió en un apóstol incansable del campo, recorriendo extensas distancias para llevar el mensaje de Cristo a las comunidades rurales más alejadas. Su labor se centró en la predicación, la catequesis y el sacramento de la reconciliación. Además, se preocupaba por las necesidades materiales de las personas, brindando ayuda y apoyo a los más pobres y necesitados.

Don para Llegar a los Corazones

San Juan Francisco Régis tenía un don especial para llegar a los corazones de las personas, y su estilo de vida ejemplar le ganó el respeto y la admiración de quienes lo conocieron. Sus predicaciones, llenas de sencillez y ardor, tocaban profundamente a aquellos que lo escuchaban.

Misiones Populares

Uno de los aspectos destacados de su ministerio fue su dedicación a las misiones populares. Organizaba misiones a gran escala en áreas rurales, reuniendo a la gente para la predicación y la celebración de los sacramentos. Sus esfuerzos dieron frutos significativos, ya que muchas personas se convirtieron y se reconciliaron con la fe católica.

Legado y Canonización

San Juan Francisco Régis falleció a los 43 años, pero su legado como misionero y apóstol del campo perdura hasta hoy. Fue canonizado por el Papa Clemente XII en 1737 y su fiesta se celebra el 14 de junio.

Ejemplo de Entrega y Servicio

La vida de San Juan Francisco Régis es un ejemplo de entrega y servicio a los demás, especialmente a aquellos que están alejados de la fe. Su dedicación incansable y su amor por los más necesitados lo convierten en un modelo para los misioneros y para todos aquellos que desean seguir el llamado de Cristo a difundir el Evangelio y llevar la luz de la fe a los rincones más apartados del mundo.


Hoy, al celebrar la festividad de San Juan Francisco Régis, recordemos su ejemplo de fervor misionero y compromiso con los más vulnerables. Sigamos su ejemplo en nuestra vida diaria, buscando siempre servir a los demás con amor y dedicación. ¡San Juan Francisco Régis, ruega por nosotros!

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la XV Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del libro de Isaías (10,5-7.13-16):

Así dice el Señor: «¡Ay Asur, vara de mi ira, bastón de mi furor! Contra...


Sal 93

R/. El Señor no rechaza a su pueblo Trituran, Señor, a tu pueblo, oprimen a tu...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,25-27):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque...

Leer todas las lecturas