Skip to main content
Vida Catòlica diciembre 4, 2023

Hoy se celebra a San Juan Damasceno, defensor de la veneración de las imágenes religiosas

San Juan Damasceno, también conocido como Juan de Damasco, fue un teólogo, monje y poeta cristiano que vivió en el siglo VII. Su memoria se celebra el 4 de diciembre en la Iglesia Católica y en la Iglesia Ortodoxa. San Juan Damasceno es especialmente recordado por su defensa de la veneración de las imágenes religiosas y su contribución a la teología cristiana.

Aquí tienes información sobre su vida y legado:

  1. Vida y Contexto Histórico: Juan Damasceno nació alrededor del año 675 en Damasco, en el actual Siria, en una familia cristiana. Su familia ocupaba una posición destacada en la sociedad y profesaba la fe ortodoxa. Juan pasó gran parte de su vida en Damasco, que en ese momento estaba bajo dominio musulmán.
  2. Carrera y Servicio en la Corte Islámica: A pesar del dominio musulmán, Juan Damasceno sirvió como funcionario en la corte del califa de Damasco. Este servicio le proporcionó una posición de respeto y ciertas libertades para practicar su fe cristiana.
  3. Retiro Monástico: Después de retirarse de la vida cortesana, Juan Damasceno se retiró a un monasterio cercano al Monte Sión. Allí, dedicó su vida a la oración, la contemplación y la escritura.
  4. Defensa de las Imágenes Religiosas: San Juan Damasceno fue un firme defensor de la veneración de las imágenes religiosas, especialmente en un momento en que la iconoclasia (la oposición a la veneración de imágenes) estaba en ascenso en el mundo cristiano. Escribió tratados en defensa del uso de iconos y estatuas en la adoración cristiana. Su obra más conocida sobre este tema es «Sobre las imágenes» («De Fide Orthodoxa»), en la que articula una teología de la veneración de imágenes basada en la Encarnación de Cristo.
  5. Obras Literarias y Himnografía: Juan Damasceno fue también un prolífico escritor y poeta. Sus escritos abarcan temas teológicos, ascéticos y filosóficos. Además de «Sobre las imágenes,» escribió numerosos himnos litúrgicos que todavía se utilizan en la liturgia ortodoxa.
  6. Canonización y Legado: San Juan Damasceno fue canonizado como santo por la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica. Su legado perdura como un defensor de la ortodoxia cristiana y como un modelo de vida monástica. Su contribución a la teología de las imágenes religiosas sigue siendo relevante en la tradición cristiana.

La figura de San Juan Damasceno destaca por su firmeza en la fe, su dedicación a la vida monástica y su defensa de las prácticas religiosas que luego se convertirían en parte integral de la liturgia cristiana, especialmente en las iglesias ortodoxa y católica.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la 2ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10):

¡AY, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con...


Sal 78,8.9.11.13

R/. Señor, no nos trates como merecen nuestros pecados V/. No recuerdes contra nosotros las culpas...


Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,36-38):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso;...

Leer todas las lecturas