Skip to main content
Vida Catòlica abril 16, 2024

Hoy recordamos a Santa Bernardette Soubirous, vidente de la Virgen de Lourdes

Hoy, 16 de abril, recordamos y celebramos la vida de Santa Bernardette Soubirous, una humilde joven francesa que se convirtió en testigo de uno de los eventos marianos más significativos de la historia católica: las apariciones de la Virgen María en Lourdes.

Nacida el 7 de enero de 1844 en una familia pobre en la ciudad de Lourdes, en el sur de Francia, Bernardette tuvo una infancia marcada por la enfermedad y la pobreza. A la edad de catorce años, mientras recogía leña con su hermana y una amiga en las afueras de la ciudad, tuvo su primer encuentro con la Virgen María en la gruta de Massabielle.

Durante dieciocho apariciones en total, la Virgen María se le apareció a Bernardette, quien describió a la Señora como una figura hermosa y luminosa, vestida de blanco con una cinta azul y un rosario en las manos. En su tercer encuentro, la Virgen le pidió a Bernardette que regresara a la gruta durante quince días seguidos. Durante una de estas apariciones, la Virgen le reveló a Bernardette una fuente de agua, que pronto se convertiría en la famosa fuente de Lourdes, conocida por sus propiedades milagrosas de sanación.

Las apariciones de la Virgen María causaron conmoción en la pequeña ciudad de Lourdes y atrajeron la atención de la Iglesia y de todo el mundo. A pesar de enfrentar el escepticismo y la incredulidad de muchas personas, Bernardette permaneció firme en su testimonio de lo que había visto y experimentado.

Después de las apariciones, Bernardette ingresó a un convento de las Hermanas de la Caridad de Nevers, donde vivió una vida de humildad, oración y servicio. Aunque su vida en el convento estuvo marcada por la enfermedad y el sufrimiento, Bernardette demostró una profunda fe y devoción a Dios y a la Virgen María.

Bernardette falleció el 16 de abril de 1879 a la edad de treinta y cinco años. Fue canonizada por el Papa Pío XI en 1933 y se le concedió el título de Santa Bernardette Soubirous.

La vida de Santa Bernardette Soubirous nos recuerda la importancia de la humildad, la fe y la perseverancia en medio de las pruebas y dificultades de la vida. Su ejemplo de entrega total a Dios y su amor por la Virgen María continúan inspirando a millones de personas en todo el mundo, especialmente a aquellos que buscan consuelo, sanación y esperanza en la intercesión de la Madre de Dios. En este día especial, recordamos y honramos la vida y el legado de esta valiente y santa mujer. Que su ejemplo nos inspire a vivir con fe y confianza en la providencia divina, sabiendo que Dios siempre está con nosotros, especialmente en los momentos de prueba y necesidad.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Viernes de la VII Semana del Tiempo Ordinario


Lectura de la carta del apóstol Santiago (5,9-12):

No os quejéis, hermanos, unos de otros, para no ser condenados. Mirad que el juez...


Sal 102,1-2.3-4.8-9.11-12

R/. El Señor es compasivo y misericordioso Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,1-12):

En aquel tiempo, Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le...

Leer todas las lecturas