Skip to main content
Vida Catòlica diciembre 4, 2023

Hoy recordamos a Santa Bárbara, víctima de la insania de su propio padre


Santa Bárbara es una santa cristiana venerada en la Iglesia Católica y en diversas tradiciones cristianas. Su memoria se celebra el 4 de diciembre. Su historia está envuelta en la leyenda, y aunque la información sobre su vida puede variar, se comparte una versión común sobre su martirio.

Según la tradición, Santa Bárbara vivió en Nicomedia, una ciudad de la antigua Roma, en el siglo III. Era la hija de un hombre rico y poderoso llamado Dioscórides. Santa Bárbara era conocida por su gran belleza y sabiduría. Su padre, sin embargo, era un pagano y decidido a mantenerla alejada de influencias cristianas.

Santa Bárbara, en secreto, se convirtió al cristianismo y fue bautizada. Aunque su padre quería casarla, ella se negó, argumentando que solo se casaría con alguien que pudiera igualar o superar su belleza. Dioscórides, enfurecido al enterarse de su conversión y desafiante actitud, la entregó a las autoridades romanas.

Santa Bárbara fue sometida a torturas brutales debido a su fe. Su padre, en un acto de insania, la golpeó y arrastró por las calles antes de entregarla al magistrado. A pesar de las torturas, se mantuvo firme en su fe cristiana y se negó a renunciar a Jesucristo.

Finalmente, Dioscórides, incapaz de cambiar la determinación de su hija, la decapitó con su propia espada. Según la leyenda, Dioscórides fue alcanzado por un rayo y consumido por el fuego poco después de ejecutar a su hija, un evento interpretado como un castigo divino por su acto brutal.

Santa Bárbara es venerada como la patrona de los artilleros, mineros y de aquellos que trabajan con explosivos, así como de las personas que enfrentan tormentas y rayos, ya que se le atribuye la capacidad de invocar la protección divina contra estos peligros.

Aunque su historia está envuelta en elementos legendarios, la figura de Santa Bárbara ha inspirado a muchos a lo largo de los siglos como un ejemplo de valentía, firmeza en la fe y resistencia ante la persecución. Su culto ha perdurado a través de la tradición cristiana y sigue siendo recordada en la liturgia y devoción cristiana.

Si te gustó, por favor comparte!

Etiquetas

santa barbara

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la 2ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10):

¡AY, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con...


Sal 78,8.9.11.13

R/. Señor, no nos trates como merecen nuestros pecados V/. No recuerdes contra nosotros las culpas...


Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,36-38):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso;...

Leer todas las lecturas