Skip to main content
Vida Catòlica enero 22, 2024

Hoy recordamos a la Beata Laura Vicuña, la niña que luchó por la conversión de su madre

La Beata Laura Vicuña fue una joven chilena cuya vida ejemplar y devoción religiosa la llevaron a ser reconocida como beata por la Iglesia Católica. A continuación, se presenta información sobre la Beata Laura Vicuña:

Vida de la Beata Laura Vicuña: Laura Vicuña nació el 5 de abril de 1891 en Santiago, Chile. Fue la segunda hija de Mercedes Pino y José Domingo Vicuña. La familia enfrentó dificultades económicas, y tras la muerte de su padre, Mercedes se trasladó con sus hijas a la ciudad de Junín de los Andes, en Argentina.

Desde joven, Laura mostró una profunda espiritualidad y una devoción especial por la Virgen María. A los nueve años, hizo voto de virginidad como expresión de su amor a Dios. Su vida estuvo marcada por el deseo de ayudar a su madre a vivir una vida más conforme a los principios cristianos.

Mercedes, la madre de Laura, había ingresado en una relación ilegítima con un hombre, situación que causaba gran sufrimiento a Laura. La joven deseaba la conversión de su madre y ofreció su propia vida como sacrificio para obtener la gracia de la conversión.

Ofrenda y Muerte: Laura Vicuña ofreció su vida en reparación por los pecados de su madre y por la conversión de esta. Su salud se debilitó debido a las penitencias que se imponía y al deseo profundo de la conversión de su madre. Laura falleció el 22 de enero de 1904, a la edad de 12 años.

Antes de morir, Laura le dijo a su madre: «Mamá, hágase buena, no pelee más. Prométame que no lo hará». Estas palabras conmovieron a Mercedes, quien finalmente abandonó la relación que tenía y regresó a la práctica de la fe católica.

Beatificación y Devoción: La Beata Laura Vicuña fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 3 de septiembre de 1988. Su vida es un testimonio de amor a Dios, sacrificio y búsqueda de la conversión. Es considerada un modelo de santidad para los jóvenes y un ejemplo de cómo el amor y la oración pueden tener un impacto transformador en la vida de los demás.

La devoción a la Beata Laura Vicuña se ha extendido, especialmente entre aquellos que buscan intercesión por la conversión de los seres queridos y la superación de situaciones familiares difíciles. Su fiesta litúrgica se celebra el 22 de enero.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la XI Semana del Tiempo Ordinario.


Lectura del segundo libro de las Crónicas (24,17-25):

Cuando murió Yehoyadá, las autoridades de Judá fueron a rendir homenaje al rey, y éste...


Sal 88,4-5.29-30.31-32.33-34

R/. Le mantendré eternamente mi favor Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,24-34):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Nadie puede estar al servicio de dos...

Leer todas las lecturas