Skip to main content
Vida Catòlica enero 22, 2024

Hoy recordamos a la Beata Laura Vicuña, la niña que luchó por la conversión de su madre

La Beata Laura Vicuña fue una joven chilena cuya vida ejemplar y devoción religiosa la llevaron a ser reconocida como beata por la Iglesia Católica. A continuación, se presenta información sobre la Beata Laura Vicuña:

Vida de la Beata Laura Vicuña: Laura Vicuña nació el 5 de abril de 1891 en Santiago, Chile. Fue la segunda hija de Mercedes Pino y José Domingo Vicuña. La familia enfrentó dificultades económicas, y tras la muerte de su padre, Mercedes se trasladó con sus hijas a la ciudad de Junín de los Andes, en Argentina.

Desde joven, Laura mostró una profunda espiritualidad y una devoción especial por la Virgen María. A los nueve años, hizo voto de virginidad como expresión de su amor a Dios. Su vida estuvo marcada por el deseo de ayudar a su madre a vivir una vida más conforme a los principios cristianos.

Mercedes, la madre de Laura, había ingresado en una relación ilegítima con un hombre, situación que causaba gran sufrimiento a Laura. La joven deseaba la conversión de su madre y ofreció su propia vida como sacrificio para obtener la gracia de la conversión.

Ofrenda y Muerte: Laura Vicuña ofreció su vida en reparación por los pecados de su madre y por la conversión de esta. Su salud se debilitó debido a las penitencias que se imponía y al deseo profundo de la conversión de su madre. Laura falleció el 22 de enero de 1904, a la edad de 12 años.

Antes de morir, Laura le dijo a su madre: «Mamá, hágase buena, no pelee más. Prométame que no lo hará». Estas palabras conmovieron a Mercedes, quien finalmente abandonó la relación que tenía y regresó a la práctica de la fe católica.

Beatificación y Devoción: La Beata Laura Vicuña fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 3 de septiembre de 1988. Su vida es un testimonio de amor a Dios, sacrificio y búsqueda de la conversión. Es considerada un modelo de santidad para los jóvenes y un ejemplo de cómo el amor y la oración pueden tener un impacto transformador en la vida de los demás.

La devoción a la Beata Laura Vicuña se ha extendido, especialmente entre aquellos que buscan intercesión por la conversión de los seres queridos y la superación de situaciones familiares difíciles. Su fiesta litúrgica se celebra el 22 de enero.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo B


Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18):

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!» Él respondió: «Aquí me...


Sal 115,10.15.16-17.18-19

R/. Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida Tenía fe, aun cuando...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con...

Leer todas las lecturas