Skip to main content
Vida Catòlica junio 9, 2023

Hoy recordamos a la Beata Ana María Taigi, patrona de las madres de familia y amas de casa

La Beata Ana María Taigi es una figura venerada en la Iglesia Católica y es considerada la patrona de las madres de familia y amas de casa. Su festividad se celebra el 9 de junio de cada año.

Ana María Antonia Gesualda Antonia Taigi nació el 29 de mayo de 1769 en Siena, Italia. Desde joven, mostró una gran piedad y devoción religiosa. A los 20 años, contrajo matrimonio con Domenico Taigi, un hombre de carácter difícil pero que eventualmente experimentó una conversión espiritual profunda.

Ana María vivió una vida de sacrificio y abnegación en su hogar. A pesar de las dificultades que enfrentó en su matrimonio y en la crianza de sus siete hijos, siempre mantuvo una actitud de paciencia, amor y oración. Su hogar se convirtió en un refugio de paz y armonía, y se destacó por su hospitalidad y generosidad hacia los necesitados.

Además de sus responsabilidades familiares, Ana María Taigi se dedicó al apostolado y brindó apoyo espiritual y material a los pobres, enfermos y necesitados de Roma. Fue reconocida por su don de profecía y por tener visiones místicas.

Ana María Taigi falleció el 9 de junio de 1837 y fue beatificada por el Papa Benedicto XV el 30 de mayo de 1920. Su vida ejemplar y su testimonio de fe han sido una fuente de inspiración para muchas madres y amas de casa, quienes encuentran en ella un modelo de entrega, sacrificio y fidelidad a Dios en medio de las responsabilidades familiares.

En la festividad de la Beata Ana María Taigi, se realizan celebraciones religiosas en su honor, como misas especiales y momentos de oración. Las madres de familia y amas de casa la invocan como intercesora y buscan su ejemplo de santidad en el desempeño de sus roles en el hogar y en la sociedad.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (6,8-15):

EN aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en...


Sal 118,23-24.26-27.29-30

R/. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor Aunque los nobles se sienten a...


Lectura del santo evangelio según san Juan (6,22-29):

DESPUÉS de que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando...

Leer todas las lecturas