Skip to main content
Vida Catòlica julio 14, 2023

Hoy la Iglesia en Estados Unidos celebra a Catalina Tekakwitha, la primera santa piel roja

Catalina Tekakwitha, también conocida como Santa Kateri Tekakwitha es reconocida como la primera santa nativa americana canonizada por la Iglesia Católica.

Santa Kateri Tekakwitha nació el 17 de julio de 1656 en Ossernenon, cerca de lo que ahora es Auriesville, Nueva York. Ella era una miembro de la tribu mohawk y fue criada en una cultura y religión nativa americana. A la edad de cuatro años, Kateri perdió a sus padres y a su hermano debido a una epidemia de viruela que también la dejó con cicatrices y problemas de visión.

A los 19 años, Kateri Tekakwitha se convirtió al cristianismo, específicamente al catolicismo, a pesar de la oposición de su tribu y familia. Debido a su fe, enfrentó rechazo y persecución en su comunidad y decidió huir a una misión francesa en Kahnawake, Canadá, donde vivió el resto de su vida. Allí, vivió una vida de oración, penitencia y dedicación a los más necesitados.

Kateri Tekakwitha murió a la edad de 24 años el 17 de abril de 1680, y desde entonces se ha convertido en un símbolo de santidad y devoción para muchas personas, especialmente para los nativos americanos y los católicos. Fue beatificada por el Papa Juan Pablo II en 1980 y canonizada por el Papa Benedicto XVI el 21 de octubre de 2012.

En los Estados Unidos, el 14 de julio se conmemora el día de Santa Kateri Tekakwitha. En esta ocasión, se realizan celebraciones especiales en parroquias y comunidades católicas para honrar su vida y legado como ejemplo de fe y santidad.

Es importante destacar que el término «piel roja» es considerado ofensivo y despectivo para referirse a los nativos americanos. Se prefiere utilizar términos respetuosos y precisos para hablar sobre las diferentes culturas y etnias indígenas.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Jonás (3,1-10):

EL Señor dirigió la palabra a Jonás: «Ponte en marcha y ve a la gran...


Sal 50,3-4.12-13.18-19

R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias V/. Misericordia, Dios mío,...


Lectura del santo evangelio segun san Lucas (11,29-32):

EN aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a...

Leer todas las lecturas