Skip to main content
Vida Catòlica febrero 23, 2024

Hoy la Iglesia conmemora a San Policarpo, obispo y mártir, discípulo del Apóstol San Juan


San Policarpo fue un influyente líder cristiano del siglo II y discípulo directo del apóstol San Juan, quien lo ordenó como obispo de Esmirna (en la actual Turquía). Es conocido como uno de los Padres Apostólicos, un grupo de líderes cristianos que estuvieron en contacto directo con los apóstoles y cuyas enseñanzas reflejan la tradición apostólica.

Nació alrededor del año 69 d.C. y fue contemporáneo de Ignacio de Antioquía y Clemente de Roma. Se dice que fue convertido al cristianismo por el mismo San Juan Evangelista. San Policarpo era muy respetado por su sabiduría, su humildad y su dedicación a la fe cristiana.

San Policarpo escribió una carta a los filipenses, una de las siete epístolas auténticas de los Padres Apostólicos que se conservan. En esta carta, exhorta a los cristianos a la unidad, la humildad y la obediencia a Dios. También advierte contra la herejía y la influencia de falsos maestros.

El martirio de San Policarpo tuvo lugar alrededor del año 155 d.C. Durante la persecución decretada por el emperador romano Marco Aurelio, fue arrestado y llevado ante el procónsul romano. A pesar de las amenazas de tortura y muerte, se negó a renunciar a su fe en Cristo. Según la tradición, cuando se le ofreció la oportunidad de negar a Cristo y salvar su vida, San Policarpo respondió: «Ochoy y ochenta años he servido a Cristo, y Él nunca me ha hecho mal. ¿Cómo podría yo blasfemar contra mi Rey que me salvó?»

Finalmente, fue condenado a ser quemado vivo en la hoguera. Según los relatos, durante su martirio, las llamas formaron un arco alrededor de él, sin quemarlo. Finalmente, un soldado le dio muerte con una lanza.

La fiesta de San Policarpo se celebra el 23 de febrero en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica y de algunas denominaciones cristianas ortodoxas y protestantes. Es recordado como un valiente testigo de la fe cristiana y un ejemplo de fidelidad incluso en medio de la persecución y el sufrimiento.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la XVI Semana del Tiempo Ordinario.


Comienzo del profeta Jeremías (1,1.4-10):

Palabras de Jeremías, hijo de Helcías, de los sacerdotes residentes en Anatot, territorio de Benjamín....


Sal 70

R/. Mi boca contará tu salvación, Señor A ti, Señor, me acojo: no quede yo derrotado...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,1-9):

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a...

Leer todas las lecturas