Skip to main content
Vida Catòlica julio 14, 2023

Hoy la Iglesia celebra a San Francisco Solano, apóstol del Nuevo Mundo

San Francisco Solano, también conocido como San Francisco Solanus, fue un sacerdote franciscano español y misionero del siglo XVI. Nació el 10 de marzo de 1549 en Montilla, España. Es venerado como santo por la Iglesia Católica y es considerado el apóstol del Nuevo Mundo debido a su dedicación a la evangelización en América Latina.

San Francisco Solano ingresó a la Orden Franciscana en su juventud y fue ordenado sacerdote en 1576. Después de su ordenación, fue enviado como misionero a América del Sur. Llegó al Virreinato del Perú en 1589 y se estableció en la ciudad de Lima, desde donde se dedicó a la predicación y evangelización de los nativos americanos.

Se destacó por su caridad hacia los más necesitados y por su fervor en la predicación. Según las historias de su vida, se dice que tenía el don de los milagros y era capaz de comunicarse con los animales. También se le atribuye el don de la lenguas, ya que se dice que podía hablar en el idioma nativo de los indígenas sin haberlo estudiado previamente.

San Francisco Solano viajó extensamente por Perú, Argentina y Paraguay, estableciendo misiones y fundando hospitales y escuelas para los nativos. Fue conocido por su humildad y su amor hacia los más pobres y desfavorecidos.

Murió el 14 de julio de 1610 en Lima, Perú. Fue canonizado como santo por el Papa Benedicto XIII en 1726. Su fiesta litúrgica se celebra el 14 de julio de cada año, fecha en la que la Iglesia conmemora su vida y santidad.

San Francisco Solano es considerado un modelo de fe, caridad y servicio para los cristianos. Su labor misionera en el Nuevo Mundo dejó un legado duradero y su figura sigue siendo venerada en las comunidades católicas de América Latina.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Jonás (3,1-10):

EL Señor dirigió la palabra a Jonás: «Ponte en marcha y ve a la gran...


Sal 50,3-4.12-13.18-19

R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias V/. Misericordia, Dios mío,...


Lectura del santo evangelio segun san Lucas (11,29-32):

EN aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a...

Leer todas las lecturas