Skip to main content
Vida Catòlica junio 22, 2023

Hoy es la fiesta de Santo Tomás Moro, patrono de los gobernantes, políticos y abogados

Tomás Moro, cuyo nombre completo era Sir Thomas More, fue un destacado filósofo, humanista, estadista, abogado y escritor inglés del siglo XVI. Nació el 7 de febrero de 1478 en Londres y murió el 6 de julio de 1535. Moro es conocido por su firme defensa de la objeción de conciencia y por su trágico destino debido a su desacuerdo con el rey Enrique VIII en asuntos religiosos.

Durante su vida, Tomás Moro ocupó varios cargos importantes en la administración del reino. Fue nombrado Lord Canciller de Inglaterra en 1529, convirtiéndose en uno de los funcionarios más poderosos del país. Sin embargo, su posición cambió cuando se negó a reconocer a Enrique VIII como el líder supremo de la Iglesia de Inglaterra después de su separación del papado.

Moro era un católico devoto y consideraba que el rey no tenía autoridad para asumir el papel de Jefe Supremo de la Iglesia. Mantuvo su lealtad a la Iglesia católica y se negó a aceptar el Acta de Supremacía de 1534, que declaraba al rey como la máxima autoridad eclesiástica en Inglaterra. Esta postura lo llevó a ser acusado de traición y encarcelado en la Torre de Londres.

Finalmente, el 6 de julio de 1535, Tomás Moro fue condenado a muerte por alta traición debido a su rechazo a reconocer al rey como líder religioso supremo. Fue decapitado en la Torre de Londres a la edad de 57 años.

A pesar de su trágico destino, Moro dejó un legado importante como defensor de la objeción de conciencia y como escritor. Su obra más conocida es la novela «Utopía», publicada en 1516, en la que presenta una visión idealizada de una sociedad perfecta. En esta obra, Moro critica los abusos del poder político y social de su época y aboga por la justicia y la igualdad.

Tomás Moro fue beatificado en 1886 y canonizado en 1935 por la Iglesia católica. En 2000, el Papa Juan Pablo II lo declaró patrono de los gobernantes y políticos. Su valiente postura en defensa de la libertad religiosa y la objeción de conciencia lo convirtió en un símbolo de integridad y resistencia ante el poder político.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Jonás (3,1-10):

EL Señor dirigió la palabra a Jonás: «Ponte en marcha y ve a la gran...


Sal 50,3-4.12-13.18-19

R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias V/. Misericordia, Dios mío,...


Lectura del santo evangelio segun san Lucas (11,29-32):

EN aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a...

Leer todas las lecturas