Skip to main content
Vida Catòlica abril 28, 2024

Hoy se celebra a Santa Gianna Beretta, la madre que sacrificó su vida por su bebé

Cada 28 de abril, la Iglesia Católica celebra a Santa Gianna Beretta Molla (1922-1962), una mujer ejemplar que fue esposa, madre de familia y médico. Su vida se caracterizó por su profunda entrega y amor, especialmente en situaciones difíciles.

Gianna Beretta nació en 1922 en Magenta, Italia, donde desde joven mostró una profunda fe y devoción por la Virgen María. Después de un retiro espiritual ignaciano a los 15 años, decidió dedicar su vida a vivir en santidad y a evitar el pecado.

Estudió medicina y se graduó como pediatra, convencida de que a través de la ciencia y el amor al prójimo podía obrar un bien inmenso. Su vocación de servicio la llevó a atender a los más necesitados, siempre con un profundo respeto por la vida humana.

Cuando Gianna conoció a su esposo, Pietro Molla, entendió que el Señor la llamaba a formar una familia. Juntos, construyeron un hogar lleno de amor y alegría, que pronto se vio bendecido con tres hijos.

Sin embargo, durante su cuarto embarazo, los médicos descubrieron un tumor en su útero que ponía en riesgo su vida y la del bebé por nacer. A pesar de las recomendaciones médicas de abortar y someterse a una extirpación completa del útero, Gianna optó por salvar la vida de su hijo, sacrificando la suya propia.

El 21 de abril de 1962, Gianna dio a luz a una niña saludable, pero su salud se deterioró rápidamente y falleció una semana después, el 28 de abril, repitiendo las palabras «Jesús, te amo».

Santa Gianna Beretta Molla fue beatificada por el Papa San Juan Pablo II en 1994 y canonizada en 2004. Se la considera patrona de las madres, los médicos, los niños por nacer, las mujeres embarazadas y aquellos que padecen cáncer uterino y mamario. Su vida y ejemplo continúan inspirando a muchos, recordándonos el valor y la importancia de defender la vida y amar incondicionalmente.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Martes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,17-29):

Después de la muerte de Nabot, el Señor dirigió la palabra a Ellas, el tesbita:...


Sal 50,3-4.5-6a.11.16

R/. Misericordia, Señor: hemos pecado Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,43-48):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Amarás a...

Leer todas las lecturas