Skip to main content
Vida Catòlica julio 13, 2023

Hoy es la fiesta de San Enrique II, el único santo que ostentó el título de “Emperador”

San Enrique II, también conocido como Enrique II el Santo, fue un emperador alemán que vivió en el siglo XI. Fue el último miembro de la dinastía otoniana y es recordado como el único santo que ostentó el título de «Emperador».

Enrique II nació alrededor del año 973 en Baviera, Alemania. Su padre murió cuando era joven, y fue educado por su madre, la duquesa de Baviera, quien inculcó en él una profunda fe cristiana. A medida que crecía, demostró cualidades de liderazgo y se destacó por su piedad y virtudes morales.

En 1002, tras la muerte del emperador Otón III, Enrique II fue elegido como rey de Alemania. Durante su reinado, buscó promover la justicia, la paz y el bienestar de su pueblo. Implementó políticas para fortalecer el gobierno central y luchó contra los señores feudales que intentaban socavar su autoridad.

Enrique II también tuvo una fuerte devoción religiosa y trabajó para reformar la Iglesia en su territorio. Fomentó la fundación de monasterios y promovió la educación y la formación religiosa. Asimismo, mantuvo una estrecha relación con el Papado y apoyó los esfuerzos del Papa en la reforma de la Iglesia en Europa.

En 1014, Enrique II fue coronado como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico por el Papa Benedicto VIII. Fue el último emperador de la dinastía otoniana y se le atribuye haber establecido una base sólida para el gobierno y la administración del imperio.

Después de su muerte el 13 de julio de 1024, Enrique II fue venerado como santo debido a su vida virtuosa y su dedicación al servicio de Dios y su pueblo. Fue canonizado por el Papa Eugenio III en 1146.

La fiesta de San Enrique II se celebra el 13 de julio de cada año, conmemorando su vida y su legado como emperador santo. Es reconocido como un modelo de gobernante cristiano y su santidad inspira a los creyentes a buscar la justicia, la paz y la integridad en el ejercicio del poder y la autoridad.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la 25ª semana del Tiempo Ordinario


Lectura de la profecía de Zacarías (2,5-9.14-15a):

Alcé la vista y vi a un hombre con un cordel de medir. Pregunté: «¿Adónde...


Jr 31,10.11-12ab.13

R/. El Señor nos guardará como un pastor a su rebaño Escuchad, pueblos, la palabra del...


Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,43b-45):

En aquel tiempo, entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus...

Leer todas las lecturas