Skip to main content
Vida Catòlica julio 5, 2023

Hoy es la fiesta de San Antonio María Zaccaria, patrono de médicos

San Antonio María Zaccaria fue un sacerdote italiano nacido el 12 de enero de 1502 en Cremona, Italia. Es conocido por ser el fundador de la orden religiosa de los Clérigos Regulares de San Pablo, también conocidos como barnabitas. San Antonio María Zaccaria fue un hombre comprometido con la atención médica y es considerado el patrono de los médicos y de los enfermos.

Desde una edad temprana, San Antonio María Zaccaria mostró un gran interés en la medicina. Estudió filosofía y medicina en la Universidad de Padua y obtuvo su doctorado a la edad de 22 años. Sin embargo, poco después de completar sus estudios, experimentó una profunda conversión espiritual y decidió dedicar su vida al servicio de Dios y de los demás.

En 1530, San Antonio María Zaccaria fue ordenado sacerdote y comenzó a trabajar en la ciudad de Milán, Italia, donde se enfrentó a una epidemia de peste. Durante esta crisis de salud, se dedicó a atender a los enfermos y a brindarles consuelo espiritual. Su trabajo con los enfermos le valió el reconocimiento como patrono de los médicos.

Además de su labor médica, San Antonio María Zaccaria fundó la orden de los Clérigos Regulares de San Pablo en 1533. Esta orden se centraba en la predicación, la atención pastoral y la formación de los sacerdotes. Los barnabitas se comprometieron a brindar atención médica a los necesitados y a difundir el amor y la compasión de Cristo en sus comunidades.

San Antonio María Zaccaria falleció el 5 de julio de 1539 a la edad de 37 años. Su legado perdura hasta el día de hoy, y su fiesta se celebra el 5 de julio en honor a su vida y a su labor como patrono de los médicos y de los enfermos.

Espero que esta información te sea útil. Si tienes alguna otra pregunta, estaré encantado de ayudarte.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Jonás (3,1-10):

EL Señor dirigió la palabra a Jonás: «Ponte en marcha y ve a la gran...


Sal 50,3-4.12-13.18-19

R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias V/. Misericordia, Dios mío,...


Lectura del santo evangelio segun san Lucas (11,29-32):

EN aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a...

Leer todas las lecturas