Skip to main content
Vida Catòlica julio 17, 2023

Hoy conmemoramos a las 16 mártires carmelitas asesinadas durante la Revolución Francesa

Hoy conmemoramos a las 16 mártires carmelitas que fueron asesinadas durante la Revolución Francesa. Estas mujeres eran religiosas pertenecientes a la Orden de las Carmelitas Descalzas, conocidas como las Carmelitas de Compiègne. Su ejecución tuvo lugar el 17 de julio de 1794, durante el período conocido como el Reinado del Terror.

Durante la Revolución Francesa, la Iglesia Católica fue objeto de persecución y muchas órdenes religiosas fueron disueltas. Las Carmelitas de Compiègne se negaron a renunciar a su fe y a abandonar su vida religiosa, a pesar de las leyes revolucionarias que prohibían su existencia.

Las 16 carmelitas fueron arrestadas y encarceladas en la prisión de Compiègne. A pesar de las difíciles condiciones de la prisión, las mujeres mantuvieron su espíritu de oración y vida comunitaria. Incluso en medio de la incertidumbre y el temor, siguieron cantando himnos y rezando por la salvación de su país y por la paz.

El 17 de julio de 1794, las carmelitas fueron llevadas a la guillotina en París. Mientras subían al cadalso, cantaron el Salmo 117 y renovaron sus votos religiosos. Su valentía y su testimonio de fe conmovieron a muchos testigos presentes en la ejecución.

La historia de las 16 mártires carmelitas de Compiègne ha sido ampliamente conocida y admirada por su coraje y fidelidad a su fe en medio de la persecución. Fueron beatificadas por el Papa Pío X en 1906 y canonizadas por el Papa Pío Xl en 1907. Hoy en día, su memoria es honrada en la Iglesia Católica como santas y mártires.

La conmemoración de estas carmelitas mártires durante la Revolución Francesa sirve como recordatorio de la importancia de la libertad religiosa y el valor de aquellos que defienden su fe incluso en tiempos difíciles y hostiles.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura de la profecía de Jonás (3,1-10):

EL Señor dirigió la palabra a Jonás: «Ponte en marcha y ve a la gran...


Sal 50,3-4.12-13.18-19

R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, Dios mío, no lo desprecias V/. Misericordia, Dios mío,...


Lectura del santo evangelio segun san Lucas (11,29-32):

EN aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a...

Leer todas las lecturas