Skip to main content
Vida Catòlica mayo 20, 2024

Hoy celebramos la memoria de la ‘Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia’

La Iglesia Católica celebra hoy la memoria de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, un título que reconoce la especial relación de María con la Iglesia como su protectora y guía espiritual.

Origen de la celebración

La fiesta de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, fue establecida por el Papa Francisco en 2018 para ser celebrada cada año el lunes siguiente a Pentecostés. Esta memoria litúrgica subraya el papel de María en el nacimiento y la vida continua de la Iglesia.

Significado del título

El título «Madre de la Iglesia» fue formalmente proclamado por el Papa Pablo VI el 21 de noviembre de 1964, durante el Concilio Vaticano II, reconociendo que María es madre no solo de Cristo sino también de todos los miembros del Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia.

María en la Escritura y la Tradición

La base bíblica para esta devoción se encuentra en el Evangelio de San Juan, donde Jesús, desde la cruz, confía a su madre al discípulo amado, diciendo: «Mujer, ahí tienes a tu hijo» y al discípulo: «Ahí tienes a tu madre» (Juan 19:26-27). Esta acción es interpretada como la entrega de María como madre a toda la Iglesia.

Papel de María en la Iglesia

María es vista como un modelo de fe y obediencia para todos los cristianos. Como Madre de la Iglesia, ella intercede por los fieles, apoya a los evangelizadores y ayuda a los cristianos a crecer en su relación con Cristo. Su ejemplo de humildad y servicio es un faro para la vida cristiana.

Celebraciones litúrgicas

Durante esta memoria, se suelen realizar misas y devociones especiales en honor a la Virgen María. Las lecturas y oraciones del día enfatizan su rol maternal y su importancia en la vida de la Iglesia. En muchas parroquias y comunidades religiosas, se realizan procesiones, rosarios y otros actos de veneración a la Virgen María.

Reflexión del Papa Francisco

El Papa Francisco ha destacado en varias ocasiones la importancia de esta memoria, subrayando que María, como Madre de la Iglesia, está siempre cerca de los fieles, apoyándolos en sus dificultades y guiándolos hacia su Hijo. En su homilía inaugural de esta memoria, el Papa señaló: “La Virgen María es la Madre de la Iglesia y, a través de su intercesión, ella nos acompaña en nuestro camino de fe, nutre nuestro crecimiento espiritual y nos lleva a un encuentro más profundo con Jesús.”

Conclusión

La memoria de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, es una oportunidad para los católicos de renovar su devoción a María y de reconocer su papel fundamental en la vida de la Iglesia. Es un día para agradecer su constante intercesión y para inspirarse en su ejemplo de amor y fe inquebrantable.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,1-16):

Por aquel tiempo, Nabot, el de Yezrael, tenía una viña pegando al palacio de Ajab,...


Sal 5,2-3.5-6.7

R/. Atiende a mis gemidos, Señor Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos, haz caso...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,38-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Ojo por...

Leer todas las lecturas