Skip to main content
Vida Catòlica julio 4, 2023

Hoy celebramos al Beato Pier Giorgio Frassati, deportista que influyó en San Juan Pablo II

El Beato Pier Giorgio Frassati fue un joven italiano conocido por su profunda fe católica, su amor por los pobres y su pasión por el deporte. Nació el 6 de abril de 1901 en Turín, Italia, y falleció el 4 de julio de 1925, a la edad de 24 años.

Pier Giorgio provenía de una familia acomodada y era hijo de Alfredo Frassati, un destacado político italiano. Aunque su familia no era particularmente religiosa, Pier Giorgio experimentó una profunda conversión al catolicismo durante su adolescencia. Desde entonces, su fe se convirtió en el centro de su vida y lo impulsó a vivir el Evangelio de una manera radical.

Pier Giorgio era conocido por su dedicación a los pobres y necesitados. Participaba activamente en organizaciones caritativas y ayudaba a distribuir alimentos y ropa a los más desfavorecidos. Además, solía visitar a los enfermos y pasaba tiempo con ellos, brindándoles compañía y apoyo espiritual.

Además de su compromiso social, Pier Giorgio también era un apasionado montañista y amante de los deportes al aire libre. Disfrutaba de la escalada, el esquí y el senderismo, y consideraba la naturaleza como un medio para estar más cerca de Dios. Solía decir: «La montaña es mi gran maestra. Fue allí donde me di cuenta de que mi vida tenía que dedicarse a algo más grande».

La influencia de Pier Giorgio Frassati en el ahora San Juan Pablo II se debe principalmente a su testimonio de fe y su compromiso social. San Juan Pablo II, quien fue Papa desde 1978 hasta 2005, valoraba profundamente a los jóvenes y encontraba en Pier Giorgio un modelo a seguir. Ambos compartían una pasión por la justicia social y una dedicación a los menos afortunados.

El 20 de mayo de 1990, durante la beatificación de Pier Giorgio Frassati, San Juan Pablo II pronunció las siguientes palabras sobre él: «En él encontré una bondad ardiente que lo llevó a elegir un camino de vida poco común, pero rico en frutos y en esperanza. ¿No es así como un joven debe ser?».

Pier Giorgio Frassati fue beatificado por el Papa San Juan Pablo II el 20 de mayo de 1990. Su vida es un testimonio poderoso de cómo la fe cristiana puede influir en todas las áreas de la vida, incluso en el deporte y el compromiso social. Es considerado un modelo para los jóvenes católicos de todo el mundo y un ejemplo de santidad en la vida cotidiana.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la 1ª semana de Cuaresma


Lectura del libro del Deuteronomio (26,16-19):

MOISÉS habló al pueblo, diciendo: «Hoy el Señor, tu Dios, te manda que cumplas estos...


Sal 118,1-2.4-5.7-8

R/. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor V/. Dichoso el que, con vida...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,43-48):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Amarás a...

Leer todas las lecturas