Skip to main content
Vida Catòlica julio 29, 2023

Hoy celebramos a Santa Marta, ejemplo de amor y servicio en el hogar

En el pequeño pueblo de Betania, cerca de Jerusalén, vivía una familia especial que dejó una huella indeleble en la vida de Jesús: Marta, María y Lázaro. El Evangelio nos cuenta que Jesús amaba a estos tres hermanos, y su hogar se convirtió en un refugio acogedor para el Divino Maestro durante su ministerio.

Marta, cuyo nombre significa «señora; jefe de hogar», era una anfitriona ejemplar. Su hogar siempre estaba preparado para recibir a Jesús, listo para darle la bienvenida en cualquier momento. En medio de su ocupado quehacer diario, Marta encontró el equilibrio perfecto entre atender a su invitado especial y disfrutar de su presencia espiritual. Una lección invaluable sobre cómo combinar el servicio amoroso con la dedicación a la espiritualidad.

La hospitalidad de Marta trascendió las paredes de su hogar. Por esta razón, Santa Marta también es reconocida como patrona de los hoteleros, ya que sabía cómo atender a los demás con amabilidad y diligencia. Su ejemplo inspira a aquellos que trabajan en la industria de la hospitalidad a recibir a los huéspedes con calidez y a cuidar de sus necesidades con un corazón generoso.

En estos tiempos modernos, el ejemplo de Santa Marta sigue siendo relevante. Nos recuerda la importancia de mantener nuestros hogares como lugares de amor y acogida, donde las puertas están abiertas para recibir a los demás con cariño y compasión. También nos invita a encontrar momentos de paz y reflexión en medio de nuestras ocupadas rutinas, valorando la presencia de lo divino en nuestras vidas.

Así como Jesús amaba a Marta, María y Lázaro, podemos aprender de su relación íntima y cercana con el Señor. Que nuestros hogares también sean lugares donde Jesús se sienta bienvenido, y donde podamos compartir momentos especiales de crecimiento espiritual junto a Él.

Hoy, en honor a Santa Marta, reconozcamos la importancia de servir a los demás con amor y dedicación, tanto en nuestros hogares como en nuestras interacciones diarias. Sigamos su ejemplo de hospitalidad y amabilidad, construyendo así un mundo más cálido y acogedor para todos.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (9,31-42):

EN aquellos días, la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se...


Sal 115,12-13.14-15.16-17

R/. ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? ¿Cómo pagaré al Señor...


Lectura del santo evangelio segun san Juan (6,60-69):

EN aquel tiempo, muchos de los discípulos de Jesús dijeron: «Este modo de hablar es...

Leer todas las lecturas