Skip to main content
Vida Catòlica octubre 16, 2023

Hoy celebramos a Santa Eduviges, la duquesa que se aferró a la Virgen María

Santa Eduviges, también conocida como Santa Jadwiga de Polonia, fue una figura extraordinaria en la historia medieval, cuyo legado perdura como un ejemplo de fe, devoción y compasión. Nacida en 1373 en el seno de la familia real polaca, Eduviges no solo deslumbró por su linaje, sino también por su profunda espiritualidad y su dedicación a los menos afortunados.

1. Vocación de Servicio y Caridad:

Desde joven, Eduviges demostró una inclinación hacia la caridad y la ayuda a los pobres y enfermos. Fundó hospitales y albergues, proporcionando refugio y cuidado a aquellos que más lo necesitaban. Su compasión por los menos privilegiados se convirtió en una parte integral de su vida diaria.

2. Devoción a la Virgen María:

La devoción de Eduviges hacia la Virgen María fue una fuerza motriz en su vida. Se dice que rezaba el Rosario con fervor y que confiaba plenamente en la intercesión de la Virgen. Su fe en María como protectora y guía espiritual era evidente en cada acción que emprendía.

3. Vida en la Realeza:

Eduviges se casó con Władysław II Jagiełło, el Gran Duque de Lituania, quien más tarde se convirtió en Rey de Polonia. A pesar de su posición en la realeza, Eduviges mantuvo su humildad y dedicación a los demás. Su vida en el palacio real no la separó de los menos afortunados; al contrario, la inspiró a usar su influencia para hacer el bien en una escala aún mayor.

4. Legado y Canonización:

Santa Eduviges falleció en 1399, pero su legado perdura. Fue canonizada en 1997 por el Papa Juan Pablo II, quien reconoció su extraordinaria santidad y su impacto duradero en la sociedad polaca y en el mundo. Su fiesta se celebra el 16 de octubre, un día en el que los fieles reflexionan sobre su vida ejemplar y buscan inspiración en su dedicación a Dios y al prójimo.

5. Inspiración Perpetua:

Hoy, la vida de Santa Eduviges sigue siendo una fuente de inspiración para millones de personas en todo el mundo. Su historia nos recuerda la importancia de la humildad, la compasión y la devoción en nuestras propias vidas. Su legado nos desafía a mirar más allá de las diferencias y a encontrar formas de servir a los demás, independientemente de nuestro estatus o posición social.

En resumen, Santa Eduviges es un faro de luz en la historia, recordándonos que la verdadera grandeza radica en el servicio desinteresado y en el amor hacia Dios y hacia nuestros semejantes. En su vida, encontramos no solo una santa venerada, sino también un modelo eterno de cómo vivir una vida verdaderamente piadosa y significativa.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Jueves de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (8,26-40):

EN aquellos días, un ángel del Señor habló a Felipe y le dijo: «Levántate y...


Sal 65,8-9.16-17.20

R/. Aclamad al Señor, tierra entera Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, haced resonar sus alabanzas, porque...


Lectura del santo evangelio según san Juan (6,44-51):

EN aquel tiempo, dijo Jesús al gentío: «Nadie puede venir a mí si no lo...

Leer todas las lecturas