Skip to main content
Vida Catòlica enero 27, 2024

Hoy celebramos a Santa Ángela de Merici fue una destacada religiosa y fundadora de la Compañía de Santa Úrsula

Santa Ángela de Merici (1470-1540)

Santa Ángela de Merici nació alrededor del año 1470 en Desenzano, cerca del lago de Garda, en la región de Venecia. Desde joven, mostró un profundo interés por la vida espiritual y tomó el hábito de la Tercera Orden Franciscana.

Uno de los aspectos más destacados de la vida de Santa Ángela fue su dedicación a la educación cristiana de las jóvenes. En un tiempo en que la formación religiosa para las mujeres era limitada, Santa Ángela se sintió llamada a llenar este vacío. Reunió a un grupo de jóvenes para instruirlas en las obras de caridad y en la vida cristiana.

En 1535, fundó en Brescia un instituto femenino bajo la advocación de Santa Úrsula. Este instituto tenía como objetivo la formación cristiana de las niñas pobres. Santa Ángela de Merici propuso un enfoque educativo innovador para la época, centrado en la formación espiritual y académica de las mujeres.

La Compañía de Santa Úrsula, como se llamó a la comunidad fundada por Santa Ángela, tenía un carácter laical y estaba compuesta por mujeres dedicadas a la educación y al servicio caritativo. La congregación creció y se expandió, extendiendo su labor educativa y de formación cristiana a diversas comunidades.

Santa Ángela de Merici falleció en el año 1540, dejando un legado significativo en el ámbito de la educación y la formación religiosa para las mujeres. Fue canonizada en 1807 por el Papa Pío VII.

Su fiesta se celebra el 27 de enero, recordando su contribución a la educación y formación cristiana, así como su valioso impacto en la vida espiritual de las mujeres de su tiempo. Santa Ángela es venerada como patrona de educadores y maestros.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la XV Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del libro de Isaías (10,5-7.13-16):

Así dice el Señor: «¡Ay Asur, vara de mi ira, bastón de mi furor! Contra...


Sal 93

R/. El Señor no rechaza a su pueblo Trituran, Señor, a tu pueblo, oprimen a tu...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,25-27):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque...

Leer todas las lecturas