Skip to main content
Vida Catòlica diciembre 23, 2023

Hoy celebramos a San Juan Cancio, protector de las víctimas de la calumnia y la difamación

Cada 23 de diciembre conmemoramos a San Juan Cancio, ilustre sacerdote y teólogo del siglo XV, reconocido como el patrón de Polonia, su tierra natal, y de Lituania. Vivió una vida ejemplar, destacando por su modestia, actos generosos, sentido del humor, y por llevar una existencia sobria.

Jan Kanty, como se le conocía, nació el 23 de junio de 1397, en el poblado de Kety, en el Reino de Polonia. Realizó sus estudios en la Universidad de Cracovia, donde obtuvo su doctorado en teología. Fue ordenado sacerdote en su juventud y posteriormente designado profesor de Sagrada Escritura en su alma mater.

Contrario a la difamación, partidario del perdón Cancio se destacó como un destacado predicador. Cuando abordaba el tema del pecado, las lágrimas solían brotar de sus ojos al recordar la ingratitud humana hacia Dios, quien siempre perdona. Muchos, al presenciar sus lágrimas por tan deshonrosa causa, se conmovieron y rectificaron sus vidas.

A sus discípulos les impartía este sabio consejo: «Eviten causar ofensas, pues luego es complicado hacer que se olvide la afrenta. Absténganse de murmurar, ya que posteriormente resulta arduo restituir la reputación que se ha arrebatado».

Ejemplo magistral de desapego y rigor académico Cancio formó espiritualmente a centenares de sacerdotes y entre sus contemporáneos ganó fama por su generosidad y desprendimiento. La gente lo conocía como el «Padre de los Pobres» debido a sus acciones caritativas. Tenía la costumbre de distribuir su salario entre los más necesitados, conservando apenas lo esencial para subsistir.

Un hecho curioso surgido en el contexto de su carrera académica se relaciona con sus contribuciones al desarrollo de la llamada «teoría del ímpetu», creada originalmente por Jean Buridan para explicar el movimiento de los cuerpos celestes. Este aporte coloca a San Juan Cancio en la lista de aquellos que influyeron en la formulación de la moderna teoría de la inercia (Galileo, Newton), otorgándole así un lugar en la historia de la Física.

Amigo intercesor San Juan Cancio falleció la noche del 24 de diciembre de 1473, durante la celebración de la Nochebuena. Poco después, algunas personas comenzaron a visitar su sepulcro para depositar flores y solicitar su intercesión. La noticia de que Dios otorgaba gracias y milagros a través de Cancio se difundió rápidamente por toda la región. Los testimonios de favores concedidos a un gran número de personas llevaron a la apertura de su causa de beatificación. Se recopilaron numerosos testimonios que destacaban su vida ejemplar.

Juan Cancio fue beatificado en 1676 por el Papa Clemente X y proclamado Patrón de Polonia y Lituania en 1737. Posteriormente, el 16 de julio de 1767, fue canonizado por el Papa Clemente XIII. A pesar de haber fallecido en Nochebuena, se decidió celebrar su fiesta el día anterior, el 23 de diciembre, para evitar la coincidencia con su festividad.

Oracion:

Dios todopoderoso, concédenos crecer en santidad a ejemplo de san Juan de Kety, tu presbítero, para que, ejerciendo el amor y la misericordia con el prójimo, obtengamos nosotros tu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. 

Amén

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo B


Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18):

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!» Él respondió: «Aquí me...


Sal 115,10.15.16-17.18-19

R/. Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida Tenía fe, aun cuando...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con...

Leer todas las lecturas