Skip to main content
Vida Catòlica junio 23, 2023

Hoy celebramos a San José Cafasso, patrono de las cárceles y de los presos condenados a morir

San José Cafasso, cuyo nombre completo era Giuseppe Cafasso, fue un sacerdote italiano y santo de la Iglesia Católica. Nació el 15 de enero de 1811 en Castelnuovo d’Asti, cerca de Turín, y falleció el 23 de junio de 1860 en Turín. Es conocido como el «Formador de santos sacerdotes» debido a su dedicación a la formación espiritual de los seminaristas y su trabajo en la promoción de la santidad sacerdotal.

San José Cafasso vivió en una época en la que Turín estaba afectada por la industrialización y la pobreza. Como sacerdote, se dedicó a ayudar a los más necesitados y a promover una profunda renovación espiritual entre los sacerdotes y seminaristas. Fue un maestro y guía espiritual para muchos jóvenes que se estaban preparando para el sacerdocio, incluido San Juan Bosco, el fundador de la congregación salesiana.

Una de las características más destacadas de la vida de San José Cafasso fue su atención y preocupación por los prisioneros, especialmente aquellos condenados a muerte. Siempre llevaba el último gesto de misericordia a los condenados, ofreciéndoles consuelo espiritual, escuchando sus confesiones y preparándolos para encontrarse con Dios. Se dice que es el protector especial de los prisioneros y se le atribuyen numerosos milagros y conversiones entre los condenados a muerte.

Además de su trabajo pastoral en las prisiones, San José Cafasso también se destacó como predicador elocuente y popular, con un don especial para tocar los corazones de las personas. Era conocido por su humildad, caridad y compasión hacia los menos favorecidos. Su ejemplo de vida piadosa y su dedicación al servicio de los demás inspiraron a muchos a seguir una vida de santidad y entrega a Dios.

San José Cafasso fue canonizado por el Papa Pío XII el 22 de junio de 1947. Su fiesta se celebra el 23 de junio. Es venerado como un modelo de caridad y misericordia, y su vida nos enseña la importancia de estar cerca de los necesitados, especialmente de aquellos que son marginados o sufren injusticias.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (6,8-15):

EN aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en...


Sal 118,23-24.26-27.29-30

R/. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor Aunque los nobles se sienten a...


Lectura del santo evangelio según san Juan (6,22-29):

DESPUÉS de que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando...

Leer todas las lecturas