Skip to main content
Vida Catòlica enero 24, 2024

Hoy celebramos a San Francisco de Sales, que venció su mal carácter por amor a la Virgen

Hoy celebramos la fiesta de San Francisco de Sales, un santo, obispo y doctor de la Iglesia que dejó una profunda huella en la historia del cristianismo. Nacido el 21 de agosto de 1567, en el Castillo de Sales, en la Saboya, Francia, en una familia noble, San Francisco eligió una vida dedicada a Dios desde una edad temprana.

Después de completar sus estudios en París, continuó con la teología en la Universidad de Padua. A pesar de las dudas y desafíos que enfrentó, fue ordenado sacerdote en 1593 y pronto se destacó por su habilidad en la predicación y la reconciliación de comunidades divididas.

Un aspecto notable de la vida de San Francisco de Sales fue su enfoque en la suavidad y la paciencia en la evangelización. Su obra «Introducción a la vida devota» se convirtió en un clásico espiritual que destaca la importancia de la devoción personal y la búsqueda de la santidad en la vida cotidiana.

A pesar de su fervor religioso, San Francisco admitió haber luchado con un temperamento irascible en su juventud. Sin embargo, su vida dio un giro significativo gracias a su profundo amor por la Virgen María. Hizo un voto especial de castidad y consagración a la Virgen, y le atribuyó a ella la transformación de su mal genio.

En 1602, San Francisco de Sales fue nombrado obispo de Ginebra en un momento de tensiones religiosas. Abordó esta situación con compasión y persuasión, utilizando métodos no confrontativos para reconciliar a la población con la fe católica. Su habilidad para comunicarse con la gente común, su paciencia y su amor le valieron el título de «Doctor de la Caridad».

Colaboró estrechamente con Santa Juana Francisca de Chantal en la fundación de la Orden de la Visitación, una congregación religiosa que combinaba la vida contemplativa y activa.

San Francisco de Sales falleció el 28 de diciembre de 1622 y fue canonizado por el Papa Alejandro VII en 1665. Su legado perdura, y es venerado como patrono de los escritores y periodistas. Su vida ejemplar nos enseña la importancia de la suavidad, la paciencia y el profundo amor a la Virgen María como vías hacia la santidad. Hoy, en su fiesta, recordamos y celebramos la vida de este gran santo. 🌟🙏 #SanFranciscodeSales #Santidad #VirgenMaría

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo B


Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18):

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!» Él respondió: «Aquí me...


Sal 115,10.15.16-17.18-19

R/. Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida Tenía fe, aun cuando...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con...

Leer todas las lecturas