Skip to main content
Vida Catòlica octubre 3, 2023

Hoy celebramos a San Francisco de Borja, el viudo que se replanteó el sentido de la vida

San Francisco de Borja: Una Inspiradora Historia de Conversión y Servicio

Hoy celebramos la vida y legado de San Francisco de Borja, un hombre cuya historia nos recuerda la capacidad de replantearse el sentido de la vida y transformarse en un instrumento del amor y la compasión de Dios.

Nacido en una familia noble en el siglo XVI, San Francisco llevó una vida mundana en la corte del emperador Carlos V. Casado y con hijos, su vida parecía seguir un curso común para alguien de su posición. Sin embargo, la muerte de su esposa, Leonor de Castro, en 1546, fue un punto de inflexión que lo llevó a cuestionar el significado más profundo de su existencia.

En 1548, Francisco decidió ingresar en la orden religiosa de los jesuitas. Esta decisión marcó un cambio radical en su vida. Renunciando a su título y riqueza, se entregó por completo al servicio de Dios y al prójimo. Su profunda espiritualidad y devoción a la Virgen María lo convirtieron en un líder ejemplar dentro de la Compañía de Jesús.

En 1565, San Francisco de Borja se convirtió en el tercer general de la Compañía de Jesús, liderando la orden en un período crucial de su historia. Durante su mandato, influyó profundamente en la misión y espiritualidad de los jesuitas, enfocándose en la educación, el servicio social y la evangelización.

Su vida de austeridad y dedicación al prójimo se convirtió en un modelo para muchos. Su historia nos enseña que es posible liberarse de las cadenas del mundo material y encontrar un significado más profundo en el servicio desinteresado y la devoción a Dios.

En un mundo a menudo dominado por las posesiones y las ambiciones terrenales, la vida de San Francisco de Borja nos invita a reflexionar sobre nuestras propias prioridades y a considerar cómo podemos dedicar nuestras vidas al servicio de los demás y al amor divino.

Hoy, en su fiesta, recordamos su legado y encontramos inspiración en su valiente decisión de cambiar su vida para seguir el llamado de Dios. Que su ejemplo nos guíe en nuestro propio viaje espiritual y nos inspire a vivir una vida de amor, compasión y entrega desinteresada. San Francisco de Borja, ruega por nosotros.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la 3ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (9,31-42):

EN aquellos días, la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se...


Sal 115,12-13.14-15.16-17

R/. ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? ¿Cómo pagaré al Señor...


Lectura del santo evangelio segun san Juan (6,60-69):

EN aquel tiempo, muchos de los discípulos de Jesús dijeron: «Este modo de hablar es...

Leer todas las lecturas