Skip to main content
Vida Catòlica agosto 18, 2023

Hoy celebramos a San Alberto Hurtado, servidor del pobre y fundador del “Hogar de Cristo”

San Alberto Hurtado (1901-1952) es un santo chileno reconocido por su dedicación al servicio de los más necesitados y por su labor en la fundación del «Hogar de Cristo». Aquí tienes información sobre su vida y legado:

  1. Vida temprana y educación: Alberto Hurtado Cruchaga nació el 22 de enero de 1901 en Viña del Mar, Chile. Fue criado en una familia religiosa y desde joven mostró una fuerte inclinación hacia la fe y el servicio a los demás.
  2. Ingreso a la Compañía de Jesús: En 1923, Hurtado ingresó a la Compañía de Jesús (los jesuitas) y comenzó su formación religiosa y académica. Estudió derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile y también se destacó como escritor y orador.
  3. Labor social y compromiso con los pobres: San Alberto Hurtado fue conocido por su profundo compromiso con los más desfavorecidos de la sociedad chilena. Trabajó incansablemente para ayudar a los pobres, los enfermos y los marginados. Fundó diversas instituciones y proyectos para brindar apoyo a quienes lo necesitaban.
  4. Fundación del «Hogar de Cristo»: Uno de los logros más destacados de San Alberto Hurtado fue la fundación del «Hogar de Cristo» en 1944. Esta organización se dedica a brindar ayuda a personas en situación de calle, niños abandonados, familias desfavorecidas y otros grupos vulnerables. El Hogar de Cristo proporciona refugio, alimentos, atención médica, educación y apoyo espiritual a quienes lo necesitan.
  5. Canonización y legado: San Alberto Hurtado fue canonizado por el Papa Benedicto XVI el 23 de octubre de 2005, convirtiéndose en el primer santo chileno del siglo XX. Su vida y legado continúan inspirando a muchas personas en Chile y en todo el mundo a vivir una vida de servicio, compasión y compromiso con los menos afortunados.
  6. Celebración de su día: El 18 de agosto se celebra la fiesta de San Alberto Hurtado en honor a su vida y su labor. En esta fecha, se realizan ceremonias religiosas y eventos para recordar y honrar su ejemplo de servicio desinteresado.

San Alberto Hurtado es un ejemplo inspirador de cómo la fe y la acción pueden unirse para hacer una diferencia positiva en la vida de las personas más necesitadas. Su trabajo incansable en favor de los pobres y marginados lo convierte en un modelo a seguir para quienes desean contribuir al bienestar de la sociedad.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la XVI Semana del Tiempo Ordinario.


Comienzo del profeta Jeremías (1,1.4-10):

Palabras de Jeremías, hijo de Helcías, de los sacerdotes residentes en Anatot, territorio de Benjamín....


Sal 70

R/. Mi boca contará tu salvación, Señor A ti, Señor, me acojo: no quede yo derrotado...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,1-9):

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a...

Leer todas las lecturas