Skip to main content
Vida Catòlica diciembre 28, 2023

Fray Nelson explica por qué el Día de los Santos Inocentes no es para bromas


Fray Nelson Medina, el respetado sacerdote dominico y Doctor en Teología Fundamental, cuyo alcance abarca un extenso apostolado en redes sociales, ofreció una explicación sobre por qué el 28 de diciembre, día en que la Iglesia Católica conmemora a los Santos Inocentes, no debería convertirse en motivo para bromas o chistes.

Los Santos Inocentes, a quienes recordamos en esta fecha, son aquellos niños mártires menores de dos años, cruelmente asesinados por la orden del Rey Herodes. Este monarca buscaba eliminar cualquier amenaza para su poder, en particular, el recién nacido Niño Jesús en Belén.

En una entrevista con ACI Prensa, Fray Nelson propuso tres criterios importantes para la reflexión.

  1. El buen humor es beneficioso Según Fray Nelson Medina, «El buen humor es un ingrediente importante de nuestra vida, para nuestra salud mental y nuestra relación con otras personas».
  2. No todo es apto para el humor o el chiste Sin embargo, advirtió que «no todo es objeto de humor o de chiste. Efectivamente, allí donde hay injusticia, crueldad no hay espacio para el humor». El Doctor en Teología Fundamental mencionó ejemplos como el Holocausto para ilustrar que ciertos temas, marcados por la injusticia y la crueldad, no son apropiados para el humor.

Fray Nelson señaló que al recordar los Evangelios y la matanza de los niños inocentes, se evidencia una crueldad espantosa, claramente mostrada en la pena de muerte infligida a estos pequeños. Destacó la terrible injusticia y la falta de consideración por el derecho a la vida de estos niños, subrayando que la matanza de los inocentes no debe ser objeto de chistes o humor.

  1. La matanza de niños persiste en la actualidad Fray Nelson expresó su pesar por la continuación de la «matanza de inocentes» en la actualidad, señalando casos de niños que mueren de hambre, enfermedades evitables y, sobre todo, el aborto, que arrebata la vida de tantos niños y niñas antes de nacer.

Concluyó destacando que el 28 de diciembre no debería ser un momento de superficialidad o banalidad, sino más bien una ocasión para agradecer a Dios por el testimonio de estos pequeños mártires y reflexionar sobre el inmenso valor de la vida humana.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la X Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (18,20-39):

En aquellos días, el rey Ajab despachó órdenes a todo Israel, y los profetas de...


Sal 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti Protégeme, Dios mío, que me refugio en...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,17-19):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No creáis que he venido a abolir...

Leer todas las lecturas