Skip to main content
Vida Catòlica julio 18, 2023

Este es el tatuaje de Dios del que habla la Biblia y que el Papa Francisco explica

En conmemoración del Día Internacional del Tatuaje, celebrado el 17 de julio, compartimos el tatuaje divino mencionado en la Biblia y su significado según el Papa Francisco.

El tatuaje de Dios se describe en el Antiguo Testamento, en el libro del profeta Isaías, donde se expresa lo siguiente: «¿Acaso puede una madre olvidar a su hijo de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ella llegara a olvidar, ¡yo no te olvidaré! Mira, ¡te tengo grabado en las palmas de mis manos!» (Isaías 49,15-16).

En su catequesis del 20 de febrero de 2019, el Papa Francisco reflexionó sobre el Padre Nuestro y recordó esta cita bíblica. Al mencionar que los tatuajes están de moda en la actualidad, explicó que el Señor se ha «tatuado» a sí mismo en nuestras manos, lo cual significa que estamos permanentemente en las manos de Dios y esa marca no se puede borrar.

El Papa destacó que este amor divino es perfecto y perdurará siempre, siempre está al alcance de nuestra mano. Por lo tanto, nos animó a invocar a Dios como «Padre Nuestro, que estás en los cielos» para experimentar ese amor. Además, nos recordó que no debemos tener miedo, ya que nunca estamos solos.

Concluyó diciendo que, incluso si por desgracia nuestro padre terrenal nos hubiera olvidado y sintiéramos rencor hacia él, no se nos niega la experiencia fundamental de la fe cristiana: saber que somos amados como hijos por Dios y que no hay nada en la vida que pueda extinguir su apasionado amor por nosotros.

Fuente: aciprensa

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas de San Luis Gonzaga, religioso


Lectura del segundo libro de los Reyes (11,1-4.9-18.20):

En aquellos días, cuando Atalía, madre del rey Ocozías, vio que su hijo había muerto,...


Sal 131,11.12.13-14.17-18

R/. El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella El Señor ha jurado...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,19-23):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No atesoréis tesoros en la tierra, donde...

Leer todas las lecturas