Skip to main content
Vida Catòlica noviembre 27, 2023

Dando gracias en tiempos difíciles

Personas de todos los ámbitos de la vida y de todas las culturas seguramente atraviesan momentos de estrés y desesperación. A medida que los problemas aumentan, las personas pueden llenarse de ira y la incapacidad de encontrar esperanza. Pero, sin importar cuán desafiantes y preocupantes sean esos problemas, las personas deberían recurrir a Dios y a la Biblia para orar con agradecimiento. Dios ofrece esperanza a todos, y la Biblia contiene muchos versículos que ofrecen agradecimiento para ayudar a todos aquellos que están bajo estrés.

«La gratitud es un estado complicado», escribió Bethany Verrett. «Cuando la vida es buena y alguien obtiene lo que quiere, es fácil lograrlo. Cuando la vida es difícil y nada sale bien, es difícil tener un espíritu de gratitud. De hecho, para muchas personas, los tiempos o circunstancias difíciles son la excusa más fácil para justificar la ingratitud… La Biblia tiene mucho que decir acerca de ser agradecidos, y su mensaje va en contra de los instintos del hombre». Como ella citó, «Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús» (1 Tesalonicenses 5:16-18).

También ha enumerado varias formas de dar gracias, incluso cuando la vida es difícil:

  1. Contar tus bendiciones.
  2. Reflexionar sobre cómo Dios ha redimido tus problemas en el pasado.
  3. Devolver a los demás de manera significativa.
  4. Pasar un tiempo leyendo sobre el cielo.
  5. Comenzar pequeño y hacer de la gratitud un hábito.
  6. Enfocarse en la bendita seguridad del futuro.

La autora Lynette Kittle explica claramente por qué dar gracias es una bendición y tan bueno para el alma. Como ella cita, «Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él» (Colosenses 3:17). Luego enumera 10 pasos significativos para que las personas encuentren paz y esperanza al dar gracias. De esos pasos, estos destacan realmente:

  1. Dar gracias es bueno para nosotros: «Dad gracias al Señor, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia» (Salmo 107:1).
  2. Dar gracias honra a Dios: El Salmo 50:23 explica cómo ofrecer a Dios un agradecimiento trae honor y gloria a su nombre.
  3. Dar gracias mantiene nuestro corazón en comprobación: El rey David de Israel sabía cómo dar gracias en medio de la dificultad, escribiendo: «Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas» (Salmo 9:1).
  4. Dar gracias fortalece nuestra confianza en Dios: «…dar gracias a Dios nos libera del miedo y fortalece nuestra confianza en Él».
  5. Dar gracias cultiva la perseverancia: Como escribió Santiago 1:2-3, «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia».
  6. Dar gracias ahuyenta la ansiedad: «Enfócate en la gratitud y no en las preocupaciones».

Y en todos los tiempos difíciles, siempre reza estas inspiradoras palabras de Santa Teresa de Ávila:

«No dejes que nada te perturbe, nada te espante; todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene, nada le falta. Solo Dios basta. Amén.»

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la X Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (18,20-39):

En aquellos días, el rey Ajab despachó órdenes a todo Israel, y los profetas de...


Sal 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti Protégeme, Dios mío, que me refugio en...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,17-19):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No creáis que he venido a abolir...

Leer todas las lecturas