Skip to main content
Vida Catòlica enero 17, 2024

Con este rito se puede bendecir a los animales en la fiesta de San Antonio Abad

Cada 17 de noviembre se celebra la festividad de San Antonio Abad, reconocido como patrono de los animales. En esta ocasión, compartimos un ritual mediante el cual un sacerdote puede impartir la bendición a nuestras mascotas y al ganado, invocando la intercesión de este venerado santo.

Este rito proviene de la parroquia italiana Lonato del Garda e Capagna, donde la devoción a San Antonio es especialmente arraigada, contando con una iglesia antiquísima construida en su honor.

Es importante recordar que San Antonio es considerado el patrono de los animales, ya que la tradición narra que recibió ayuda de diversas criaturas, incluida una jabalina (hembra del jabalí) a la que cuidó con ternura junto a sus crías. Es común ver representaciones de San Antonio junto a un cerdito salvaje.

A continuación, presentamos el rito de la Bendición de los Animales por intercesión de San Antonio Abad:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. R. Amén.

Dios, cuya grandeza se manifiesta en todas sus obras, esté con todos ustedes. R. Y con tu espíritu.

En el designio del Dios Creador, incluso los animales que pueblan el cielo, la tierra y el mar participan en los asuntos humanos. La providencia que abarca toda la escala de los seres vivos utiliza a estos leales amigos del hombre y su imagen para simbolizar los dones de la salvación. Salvados de las aguas del diluvio por medio del arca, participan de alguna manera en el pacto de alianza con Noé. El cordero evoca la inmolación pascual y la liberación de la esclavitud en Egipto; un gran pez salva a Jonás del naufragio; los cuervos alimentan al profeta Elías; los animales, junto con los hombres, comparten en la penitencia de Nínive y, junto con toda la creación, forman parte del plan de redención universal. Por tanto, invoquemos la bendición de Dios por intercesión de San Antonio Abad sobre estas criaturas y demos gracias al Creador que las ha puesto a nuestro servicio. Oremos para que caminemos siempre en su ley y que nunca faltemos a nuestra dignidad humana y cristiana.

Lectura Bíblica

Escuchemos la Palabra de Dios del libro del Génesis (1, 20-28)

Dios dijo: «Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo». Dios creó los grandes monstruos marinos, las diversas clases de seres vivientes que llenan las aguas deslizándose en ellas y todas las especies de animales con alas. Y Dios vio que esto era bueno. Entonces los bendijo, diciendo: «Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares y que las aves se multipliquen sobre la tierra». Así hubo una tarde y una mañana: este fue el quinto día. Dios dijo: «Que la tierra produzca toda clase de seres vivientes: ganado, reptiles y animales salvajes de toda especie». Y así sucedió. Dios hizo las diversas clases de animales del campo, las diversas clases de ganado y todos los reptiles de la tierra, cualquiera sea su especie. Y Dios vio que esto era bueno. Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo». Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra».

Oración de los fieles

Dios creó al hombre y lo colocó en la tierra para que, ejerciendo su dominio sobre todos los animales, celebrara la gloria de su Creador. Unámonos al canto de las criaturas y digamos juntos: R. ¡Cuán grandes son tus obras, Señor!

Bendito seas, Señor, que provees de alimento a todo ser viviente. R. Bendito seas, Señor, que has puesto los animales al servicio del hombre como ayuda en su trabajo diario. R. Bendito seas, Señor, que en los lirios del campo y en las aves del cielo, nos has dado una señal de tu belleza y de tu providencia. R. Bendito seas, Señor, que en el Cordero pascual nos has dado la imagen de tu Hijo en quien podemos llamarnos y ser tus hijos. R. Bendito seas, Señor, que a través de los animales domésticos nos das alivio y compañía. R. Bendito seas, Señor, por todas tus criaturas que nos invitan a cantar tus alabanzas. R.

Padre nuestro…

Oración de bendición

Oh Dios, fuente de todo bien, que en los animales nos has dado un signo de tu providencia y una ayuda en nuestro trabajo diario, por intercesión de San Antonio Abad, concédenos saber utilizarlos sabiamente reconociendo la dignidad y el límite de nuestra condición humana. Por Cristo nuestro Señor. R. Amén.

Agua Bendita

Reaviva en nosotros, oh Padre, en el signo de esta agua bendita, nuestra adhesión a Cristo, primicia de la nueva creación y fuente de toda bendición.

Conclusión

Dios, que creó los animales de la tierra como ayuda y apoyo en nuestra vida terrena, nos proteja y nos conserve siempre. R. Amén.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo B


Lectura del libro del Génesis (22,1-2.9-13.15-18):

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán, llamándole: «¡Abrahán!» Él respondió: «Aquí me...


Sal 115,10.15.16-17.18-19

R/. Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida Tenía fe, aun cuando...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con...

Leer todas las lecturas