Skip to main content
Vida Catòlica mayo 6, 2024

Cada 6 de mayo Iglesia celebra a Santo Domingo Savio

Hoy, 6 de mayo, la Iglesia Católica conmemora a Santo Domingo Savio, un joven discípulo excepcional de San Juan Bosco en el Oratorio de San Francisco de Sales. A pesar de su corta vida, Domingo dejó una huella profunda en la espiritualidad cristiana y es venerado como un santo precoz debido a su madurez espiritual, siendo el único santo canonizado que no pasó por el martirio.

Domingo Savio nació en 1842 en San Giovanni da Riva, Piamonte, Italia. Desde una edad temprana, mostró una vocación al sacerdocio y expresó su deseo de unirse al Oratorio de San Francisco de Sales en Turín después de conocer a Don Bosco en 1854. En el Oratorio, Domingo destacó por su profunda vida espiritual y su compromiso con los demás. Organizó la Compañía de la Inmaculada, un grupo dedicado a la devoción mariana y al servicio a los demás. También escribió un reglamento para la compañía, que fue adoptado con ligeras modificaciones por San Juan Bosco.

A través de su ejemplo y liderazgo, Domingo inspiró a sus compañeros a frecuentar los sacramentos, rezar el Rosario y mantener un espíritu alegre en todas las circunstancias. Don Bosco, su mentor espiritual, fue testigo de numerosos momentos de fervor espiritual en la vida de Domingo, como sus éxtasis después de recibir la Sagrada Comunión y su profunda devoción en la oración.

Una historia notable asociada con Santo Domingo Savio es su intercesión para la curación de una mujer embarazada. Durante el proceso de canonización, la hermana de Domingo, Teresa, relató cómo él se presentó ante Don Bosco pidiendo permiso para visitar a su familia, ya que la Virgen María le había dicho que su madre sería curada. Después de llegar a casa, Domingo reconoció los dolores de su madre y, con su amor y cuidado, ella experimentó una recuperación milagrosa.

La devoción a Santo Domingo Savio ha crecido a lo largo de los años, y él es venerado como el patrono de los niños que participan en los coros de iglesias en todo el mundo, así como de aquellos que están involucrados en el ministerio de la música. Su vida nos recuerda el poder transformador de la fe y la importancia de vivir con alegría y entrega al servicio de Dios y los demás.

La historia de Santo Domingo Savio nos invita a reflexionar sobre cómo podemos seguir su ejemplo en nuestra vida diaria, buscando la santidad en nuestras acciones cotidianas y confiando en la intercesión de los santos en nuestro camino de fe.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas de Solemnidad de La Santísima Trinidad


Primera lectura: Dt 4,32-34.39-40

Moisés habló al pueblo, diciendo: «Pregunta, pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido,...


Salmo responsorial: 32

Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad. La palabra del Señor es...


Evangelio: Mt 28,16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les...

Leer todas las lecturas