Skip to main content
Vida Catòlica abril 1, 2024

5 datos que debes saber sobre la oración del Regina Coeli

La oración del Regina Coeli es una hermosa forma de consagrar el día a Dios y a la Virgen María, especialmente durante el tiempo de Pascua, cuando se recita en lugar del Ángelus. Stephanie Mann, autora de libros católicos, comparte algunas ideas sobre esta antigua oración mariana que pueden enriquecer nuestra comprensión y devoción hacia ella. Aquí te presento 5 aspectos que debes conocer sobre el Regina Coeli:

  1. Una de las cuatro antífonas marianas: El Regina Coeli es una de las cuatro antífonas marianas que la Iglesia utiliza a lo largo del año litúrgico. Junto con el Alma Redemptoris Mater, el Ave, Regina Caelorum y el Salve, Regina, esta oración ocupa un lugar importante en la tradición católica, cada una con su período específico de recitación.
  2. Origen legendario: Aunque su autoría es desconocida, existe una leyenda relacionada con el Papa San Gregorio Magno que atribuye el origen del Regina Coeli a una intervención milagrosa durante una procesión para detener una plaga en Roma. Este himno, que data del siglo XII, ha sido una parte fundamental de la devoción mariana en la Iglesia Católica.
  3. Rezo tres veces al día: Al igual que el Ángelus, el Regina Coeli se reza tres veces al día: al amanecer, al mediodía y al atardecer. Este hábito de consagrar el día a través de la oración es una manera poderosa de mantener la presencia de Dios y la intercesión de la Virgen María en nuestras vidas diarias.
  4. Variaciones musicales: A lo largo de los siglos, el Regina Coeli ha sido interpretado de diversas formas musicales, desde el canto gregoriano hasta arreglos polifónicos más complejos. Compositores como Tomás Luis de Victoria, William Byrd, Gregor Aichinger, Wolfgang Amadeus Mozart y Johannes Brahms han dejado su huella en esta antigua antífona, enriqueciendo su significado con expresiones musicales únicas.
  5. Mensaje de esperanza: El Regina Coeli resuena con el «Aleluya», proclamando la victoria de Cristo sobre la muerte y llenando el mundo de alegría. La oración final nos recuerda la promesa de la Resurrección y nos invita a buscar los gozos eternos a través de la intercesión de la Virgen María.

En resumen, el Regina Coeli es mucho más que una simple oración; es un recordatorio de la presencia amorosa de María en nuestras vidas y una expresión de nuestra fe en la Resurrección de Cristo. Que esta antigua antífona nos inspire a vivir con alegría y esperanza, confiando en la gracia divina que nos ofrece el Señor a través de su Madre Santísima.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del San Buenaventura, obispo y doctor de la Iglesia


Lectura del libro de Isaías (1,10-17):

Oíd la palabra del Señor, príncipes de Sodoma; escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo...


Sal 49

R/. Al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios «No te reprocho...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (10,34–11,1):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «No penséis que he venido a la...

Leer todas las lecturas