Skip to main content
junio 15, 2023

SS. BIAGIO Y DIÓGENES, MÁRTIRES EN LA VIA SALARIA ANTIGUA

Los Santos Biagio y Diógenes son mártires venerados en la tradición cristiana. Según la tradición, fueron martirizados en la Vía Salaria Antigua, una antigua ruta romana que conectaba Roma con la región de los Apeninos.

Biagio (también conocido como Blas) fue un obispo de la ciudad de Sebastea en Armenia durante el siglo IV. Era conocido por su piedad y su dedicación al servicio de Dios y de su comunidad. Durante el reinado del emperador Licinio, se desató una persecución contra los cristianos, y Biagio fue arrestado y llevado ante el gobernador romano.

En prisión, se dice que Biagio tuvo varias experiencias milagrosas, como la curación de un niño que se estaba ahogando por una espina atascada en la garganta. También se dice que, mientras estaba en la cárcel, fue visitado por animales que le llevaron alimentos y lo protegieron de los peligros.

Diógenes, por otro lado, era un sacerdote romano que también fue arrestado y encarcelado por su fe cristiana. Se cree que Diógenes fue compañero de prisión de Biagio y compartió su martirio en la Vía Salaria Antigua.

Ambos fueron sometidos a torturas y finalmente fueron decapitados debido a su negativa a renunciar a su fe cristiana. Su martirio se considera un testimonio de su fidelidad a Dios y su valentía en medio de la persecución.

Los Santos Biagio y Diógenes son honrados como mártires y se les atribuyen numerosos milagros y curaciones. Son venerados tanto en la Iglesia Católica como en las Iglesias Orientales y se les considera intercesores poderosos para aquellos que sufren enfermedades de la garganta y otros males.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Martes de la VII Semana del Tiempo Ordinario. Santos Cristóbal Magallanes, presbítero, y compañeros, mártires


Lectura de la carta del apóstol Santiago (4,1-10):

¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones,...


Sal 54,7-8.9-10a.10b-11.23

R/. Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará Pienso: «¡Quién me diera alas de...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,30-37):

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea;...

Leer todas las lecturas