Skip to main content
julio 10, 2023

S. MARCELINA, VIRGEN, HERMANA DE S. AMBROSIO, OBISPO

San Marcelina fue una virgen cristiana que vivió en el siglo IV. Es conocida principalmente por ser la hermana del célebre obispo San Ambrosio de Milán. Sin embargo, debido a la escasez de información histórica, se sabe poco sobre la vida y las acciones específicas de Marcelina.

Marcelina nació en Tréveris, en la actual Alemania, alrededor del año 330. Era la hermana menor de Ambrosio, quien llegaría a convertirse en uno de los grandes teólogos y padres de la Iglesia en la época.

Se cree que Marcelina decidió dedicar su vida a Dios y abrazar una forma de vida consagrada. Se dice que vivió una vida virtuosa y santa, pero no se registran detalles concretos sobre su actividad o ministerio específico.

Marcelina fue conocida por su cercanía y apoyo a su hermano Ambrosio en su labor episcopal en Milán. Ambrosio, por su parte, también tenía un profundo afecto por su hermana y escribió sobre ella en algunas de sus cartas. En una carta a Marcelina, Ambrosio le aconsejó sobre la importancia de mantenerse firme en la fe y la virtud.

San Marcelina falleció alrededor del año 398, pero no se conocen las circunstancias exactas de su muerte. Aunque no se le atribuyen milagros específicos ni una actividad destacada, su santidad y su devoción a Dios y a su hermano han sido recordadas a lo largo de la historia.

En la actualidad, San Marcelina es venerada como santa en la Iglesia Católica. Su festividad se celebra el 17 de julio, aunque su culto no es tan extendido ni popular como el de su hermano, San Ambrosio.

A pesar de la limitada información disponible sobre la vida de San Marcelina, su ejemplo de fidelidad a Dios y de apoyo fraternal puede inspirar a los fieles a mantener una relación cercana con sus seres queridos y a buscar una vida de santidad en el servicio a Dios y a los demás.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Martes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,17-29):

Después de la muerte de Nabot, el Señor dirigió la palabra a Ellas, el tesbita:...


Sal 50,3-4.5-6a.11.16

R/. Misericordia, Señor: hemos pecado Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,43-48):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Amarás a...

Leer todas las lecturas