Skip to main content
julio 17, 2023

S. ÍÑIGO LÓPEZ DE LOYOLA, FUNDADOR DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

San Ignacio de Loyola, cuyo nombre completo es Íñigo López de Loyola, fue un santo español y el fundador de la Compañía de Jesús, también conocida como los Jesuitas. Nació el 24 de octubre de 1491 en Loyola, en la región de Guipúzcoa, España, y falleció el 31 de julio de 1556 en Roma, Italia.

Ignacio de Loyola provenía de una familia noble y militar. Inicialmente, se dedicó a la carrera militar y tuvo una vida mundana y ambiciosa. Sin embargo, en 1521, durante la Batalla de Pamplona, sufrió una herida grave en la pierna y quedó postrado en cama durante su recuperación.

Durante su convalecencia, Ignacio de Loyola experimentó una profunda transformación espiritual. Leyendo libros sobre la vida de los santos y la vida de Cristo, se sintió llamado a seguir los pasos de Jesús y a dedicar su vida al servicio de Dios y de la Iglesia. Ignacio abandonó su vida anterior y emprendió un peregrinaje a Tierra Santa para profundizar en su fe y hacer penitencia.

Después de su peregrinación, Ignacio de Loyola continuó su formación espiritual y académica. Estudió en la Universidad de París y comenzó a reunir a un grupo de seguidores comprometidos con el servicio de Dios. En 1540, el papa Pablo III aprobó formalmente la fundación de la Compañía de Jesús, una orden religiosa dedicada a la educación, la predicación y el servicio a los demás.

Los jesuitas se distinguieron por su enfoque en la educación y la formación integral de sus miembros, así como por su compromiso con la obediencia al Papa y a la Iglesia. La orden creció rápidamente y se convirtió en una de las órdenes religiosas más influyentes en la historia de la Iglesia Católica, desempeñando un papel significativo en la Contrarreforma y en la expansión del cristianismo en todo el mundo.

Ignacio de Loyola fue elegido como el primer Superior General de la Compañía de Jesús y desempeñó un papel clave en su organización y desarrollo. Además de sus responsabilidades de liderazgo, Ignacio también escribió los Ejercicios Espirituales, una guía para la oración y la meditación que se ha convertido en una de las obras espirituales más influyentes de la historia cristiana.

San Ignacio de Loyola fue canonizado en 1622 y su festividad se celebra el 31 de julio. Su legado como fundador de la Compañía de Jesús y como guía espiritual continúa teniendo un impacto duradero en la Iglesia Católica y en la espiritualidad cristiana en general.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Martes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,17-29):

Después de la muerte de Nabot, el Señor dirigió la palabra a Ellas, el tesbita:...


Sal 50,3-4.5-6a.11.16

R/. Misericordia, Señor: hemos pecado Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,43-48):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Amarás a...

Leer todas las lecturas