Skip to main content
Pascua abril 7, 2024

¡Hoy celebramos el II Domingo de Pascua, también conocido como el Domingo de la Divina Misericordia!

Este día especial nos invita a reflexionar sobre la inmensidad del amor y la misericordia de Dios, especialmente manifestados a través de la resurrección de Jesucristo. Es una oportunidad para recordar y celebrar la victoria de la vida sobre la muerte, y el perdón abundante que fluye de los brazos abiertos de nuestro Salvador.

En esta jornada, se nos recuerda el extraordinario don de la Divina Misericordia, una devoción que se enraíza en las revelaciones de Jesús a Santa Faustina Kowalska. Jesús le pidió a Santa Faustina que difundiera al mundo la imagen de la Divina Misericordia, junto con la oración «Jesús, en Ti confío». Esta devoción se ha extendido por todo el mundo, trayendo consuelo y esperanza a innumerables personas.

En el Evangelio de hoy, escuchamos cómo Jesús se aparece a sus discípulos, quienes están llenos de miedo y dudas después de su crucifixión. Él les muestra sus manos y su costado, recordándoles que Él es realmente quien dijo ser. Esta experiencia transforma el temor en alegría y fortaleza, y es un recordatorio para nosotros de la presencia constante y amorosa de Jesús en nuestras vidas.

En este II Domingo de Pascua, reflexionemos sobre la misericordia infinita de Dios y renovemos nuestra confianza en Él. Que podamos abrir nuestros corazones para recibir su perdón y amor incondicional, y que podamos compartir esa misma misericordia con los demás en nuestras vidas diarias.

Que la celebración de este Domingo de la Divina Misericordia nos llene de gozo y esperanza, y nos inspire a vivir como testigos del amor y la compasión de Cristo en el mundo. ¡Que la misericordia de Dios nos acompañe siempre en nuestro camino de fe!

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la XI Semana del Tiempo Ordinario


Lectura del primer libro de los Reyes (21,1-16):

Por aquel tiempo, Nabot, el de Yezrael, tenía una viña pegando al palacio de Ajab,...


Sal 5,2-3.5-6.7

R/. Atiende a mis gemidos, Señor Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos, haz caso...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,38-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: «Ojo por...

Leer todas las lecturas