Skip to main content
Vida Catòlica abril 15, 2023

Película relata la labor de religiosas católicas que acogen a víctimas de la prostitución

Este viernes se estrena en España “Si todas las puertas se cierran”, película basada en la vida de la venerable Antonia María de Oviedo y Schöntal, fundadora de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, dedicadas a la atención de prostitutas. 

La película ha sido promovida por la congregación y supone el colofón a las celebraciones con motivo del bicentenario del nacimiento de su iniciadora. 

La cinta, dirigida por el experimentado Antonio Cuadri, no hace un recorrido clásico por la biografía de la fundadora de las Oblatas del Santísimo Redentor, sino que presenta la historia de tres mujeres de tiempos y lugares distantes que se entrecruzan de forma providencial.

La película también busca dar a conocer la labor de la congregación. Así, ha contado con la colaboración de las hermanas Inmaculada Ruiz de Baluguera y Marisa Cotolí para la redacción del guión escrito por Claudio Crespo y el propio Cuadri. 

Todos los ingresos provenientes de la exhibición y venta de la película se destinarán a los proyectos que las Hermanas Oblatas realizan en 15 países de Europa, América, África y Asia. 

La vinculación del director con las religiosas se remonta a una década atrás, cuando pudo comprobar de primera mano su labor, dado que su mujer, trabajadora social, colaboraba en uno de sus proyectos. 

Años después escribió una obra de teatro para conmemorar el 150 aniversario de la primera casa de acogida de la congregación. Los trabajos para la realización de la película que ahora se presenta al público comenzaron en 2017.

La cinta se estrena en más de 20 ciudades españolas este viernes 14 de abril de 2023 y ha sido rodada el pasado verano en Lausana (Suiza), Roma (Italia) y las localidades españolas de Ciudad Rodrigo, Salamanca, Sevilla y Madrid, entre otras. 

El reparto cuenta con actores veteranos como Ruth Gabriel, Pastora Vega, Roberto Álvarez y Carlos Iglesias, aunque sus tres protagonistas son más noveles: Toyemi, Alexandra Ansidei y Paula Iglesias.

De los palacios a los prostíbulos

Antes de lanzarse al desagradable ruedo de los ambientes en los que cuidar de las mujeres víctimas de prostitución, la fundadora de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor pisó moqueta palaciega. 

Nacida en Lausana el 16 de marzo de 1822, queda huérfana de padre a los 16 años, cuando los Marqueses de la Romana le confían la educación de sus hijas. Al volver a Friburgo, dos años después, decide instaurar un pensionado para jóvenes que mantiene abierto más de un lustro. 

Entonces, el embajador de España en Berna (Suiza) le propone ser preceptora de las hijas de la Reina María Cristina de Borbón. Así es como desde 1848 y durante 12 años vive en el Palacio Real de Madrid. 

Terminada su labor, se desplaza a Roma, donde desarrolla una importante obra apostólica y conoce a Mons. José María Benito Serra, benedictino Obispo Auxiliar de Perth (Australia). 

De vuelta a Madrid en 1863, recibe la propuesta del Prelado (cuya renuncia al episcopado había sido aceptada) de atender a las mujeres víctimas de la prostitución. 

Antonia no considera adecuado el encargo y expresa los sentimientos de repugnancia que le producían estas mujeres. Sin embargo, decide meditarlo y, tras orar ante la Virgen del Buen Consejo en la entonces catedral de San Isidro en Madrid, decide aceptar la llamada. 

“Yo estaba entonces como los obreros del Evangelio, esperando que se les enviara a la viña del Señor. Pero esa viña no era la que yo hubiera elegido; no obstante, la gracia triunfó de la repugnancia de la naturaleza y me entregué con toda mi alma a la obra proyectada”, explicó años después.

En 1864 fundaron la primera casa de acogida en la localidad madrileña de Ciempozuelos. Cuatro años más tarde tomaría el hábito de la nueva congregación adoptando el nombre de Antonia María de la Misericordia. 

Fallecida en 1898, es reconocida como venerable en 1962.

Fuente: aciprensa

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Sábado de la XI Semana del Tiempo Ordinario.


Lectura del segundo libro de las Crónicas (24,17-25):

Cuando murió Yehoyadá, las autoridades de Judá fueron a rendir homenaje al rey, y éste...


Sal 88,4-5.29-30.31-32.33-34

R/. Le mantendré eternamente mi favor Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi...


Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,24-34):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Nadie puede estar al servicio de dos...

Leer todas las lecturas