Skip to main content
Vida Catòlica abril 12, 2023

Hoy se conmemora a San Giuseppe Moscati, “el médico de los pobres”

San Giuseppe Moscati fue un médico, investigador científico y profesor universitario italiano, uno de los santos más populares del siglo XX y un modelo para quienes se ponen al servicio de los demás a través de la ciencia. Como médico, se hizo popular y muy querido por su generosidad.

Solía atender gratis a los necesitados, especialmente a niños y ancianos; por eso lo llamaban el “médico de los pobres”. Hoy, su devoción es muy grande, especialmente en Nápoles, la segunda ciudad más poblada de Italia.

Moscati, tras la muerte de su hermano, empezó a madurar su pasión por la medicina y por eso decidió matricularse en la Universidad de Nápoles Federico II en 1897. Al término de sus estudios, se graduó con honores con una tesis sobre «ureogénesis de hígado».

Por aquel entonces, Giuseppe solía levantarse muy temprano para ir a Misa y recibir la Comunión. Después se dirigía a las colonias pobres para ver algunos enfermos, y a las 8:30 a.m. iniciaba el trabajo en el hospital. Nunca cobró dinero a quienes carecían de recursos, a los que ayudaba siempre con una sonrisa y discreción.

Falleció el 12 de abril de 1927 cerca de cumplir los 47 años, tras una vida de servicio a los necesitados. El pueblo de Nápoles inmediatamente lo reconoció como “el médico santo” y los desfavorecidos lloraron su pérdida.

Entre los primeros que acudieron a rezar ante su cadáver estuvo el Cardenal Ascalesi, quien ante los presentes dijo: “El doctor pertenecía a la Iglesia; no a aquella de quienes sanó el cuerpo, sino de la de quienes salvó el alma y que salieron a su encuentro mientras subía al cielo”.

Fue beatificado en 1975 por el Papa San Pablo VI. Sería canonizado gracias al milagro de la curación de leucemia del joven Giuseppe Montefusco en 1979. Fue San Juan Pablo II quien lo canonizó el 25 de octubre de 1987.

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Lunes de la VIII Semana del Tiempo Ordinario. San Agustín de Canterbury, obispo


Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro (1,3-9):

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la...


Sal 110,1-2.5-6.9ab.10c

R/. El Señor recuerda siempre su alianza Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía...


Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-27):

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló...

Leer todas las lecturas