Skip to main content
Semana Santa marzo 29, 2024

Viernes Santo, un día de profunda contemplación y duelo, en el que la Iglesia se une en la conmemoración de la Pasión y Muerte de Cristo

En el Viernes Santo, la solemnidad y el recogimiento se apoderan de nuestros corazones mientras la Iglesia se sumerge en la conmemoración más profunda y conmovedora: la Pasión y Muerte de Cristo.

Es un día que nos invita a la contemplación y el duelo, a adentrarnos en los misterios del sacrificio redentor de Jesús. Durante esta jornada sagrada, la Iglesia se une en oración y reflexión, recordando el amor infinito de Cristo que lo llevó a entregar su vida por la salvación de la humanidad.

En el Viernes Santo, no se celebra ningún sacramento excepto la Penitencia y la Unción de los enfermos, lo que resalta la solemnidad y el carácter único de este día. La liturgia nos sumerge en la Pasión del Señor, reviviendo los momentos más dolorosos de su camino hacia la cruz. Es un momento para detenernos, para sentir el peso de nuestros pecados y para contemplar el sacrificio supremo de Jesús por amor a nosotros.

Uno de los momentos más significativos de esta jornada es la adoración de la cruz, donde veneramos el instrumento de nuestra salvación y renovamos nuestro compromiso con seguir a Cristo en su camino de entrega y redención. También, en algunas comunidades, se lleva a cabo la tradicional procesión del Viacrucis, que nos permite recorrer espiritualmente el camino de Jesús hacia el Calvario.

Aunque el Viernes Santo es un día de luto y dolor, también es un día de esperanza y redención. A través de la cruz, encontramos la victoria sobre el pecado y la muerte, y la promesa de vida eterna. Por eso, al final de la liturgia, recibimos la Comunión, el cuerpo de Cristo entregado por nosotros, como signo de nuestra unión con él y de nuestra participación en su sacrificio redentor.

Que en este Viernes Santo podamos sumergirnos en la profundidad del amor de Cristo, renovar nuestra fe y encontrar consuelo en su sacrificio. Que su cruz sea para nosotros no solo un recordatorio de su sufrimiento, sino también de su triunfo sobre el pecado y la muerte. ¡Que la paz y la gracia del Señor estén con todos ustedes en este día santo! 🙏🌟 #ViernesSanto #PasióndeCristo #Reflexión #Esperanza #Fe

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 4ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (12,24–13,5):

EN aquellos días, la palabra de Dios iba creciendo y se multiplicaba. Cuando cumplieron su...


Sal 66,2-3.5.6.8

R/. Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben Que Dios...


Lectura del santo evangelio según san Juan (12,44-50):

EN aquel tiempo, Jesús gritó diciendo: «El que cree en mí, no cree en mí,...

Leer todas las lecturas