Skip to main content
Semana Santa marzo 28, 2024

Hoy celebramos un día lleno de solemnidad y reflexión profunda: ¡Jueves Santo! Es el Día del Sacerdote y la Institución de la Eucaristía.

Hoy, en el calendario litúrgico cristiano, marcamos el comienzo de uno de los momentos más sagrados y significativos del año: ¡el Jueves Santo! Este día, cargado de simbolismo y espiritualidad, nos invita a sumergirnos en la esencia misma de la fe cristiana, recordando los eventos fundamentales que dieron forma a nuestra creencia.

La Misa Crismal: Renovación y Bendición

Por la mañana, en la celebración de la Misa Crismal, los sacerdotes de todas partes se reúnen con sus obispos para renovar solemnemente sus promesas sacerdotales. Es un momento de comunión y fraternidad, donde se bendicen los óleos sagrados que serán utilizados a lo largo del año en los sacramentos del bautismo, confirmación, unción de los enfermos y orden sagrado. Estos óleos son símbolos tangibles de la gracia divina que se derrama sobre la comunidad cristiana.

La Cena del Señor: Humildad y Servicio

Por la tarde, la Iglesia conmemora la Última Cena de Jesús con sus discípulos. En esta Misa de la Cena del Señor, se nos recuerda el acto de humildad suprema de Cristo al lavar los pies de sus apóstoles, un gesto de servicio y amor que trasciende el tiempo y nos interpela a todos. Este acto nos enseña la importancia de la humildad, el servicio desinteresado y la fraternidad cristiana. Además, en esta misma celebración, Jesús instituye el sacramento de la Eucaristía, dejándonos su cuerpo y su sangre como alimento espiritual para nuestro viaje de fe.

El Triduo Pascual: Una Profunda Experiencia de Fe

El Jueves Santo marca también el inicio del Triduo Pascual, el período más sagrado del año litúrgico. Durante estos tres días, la Iglesia acompaña a Jesús en su pasión, muerte y resurrección. Es un tiempo de reflexión, oración y contemplación, donde somos invitados a sumergirnos en el misterio de nuestra salvación y a renovar nuestro compromiso con Cristo y su Evangelio.

En resumen, el Jueves Santo es un día de profunda reflexión y solemnidad, donde recordamos los eventos fundamentales de nuestra fe y nos preparamos espiritualmente para vivir el misterio pascual. Que este día nos encuentre abiertos al amor y la gracia de Dios, dispuestos a seguir los pasos de Jesús con humildad y entrega. ¡Que la paz y la bendición del Señor estén con todos en este día tan especial!

#JuevesSanto #TriduoPascual #ÚltimaCena #Eucaristía #Fe #Reflexión

Si te gustó, por favor comparte!

Secciones

Más Leídos

Lecturas del Miércoles de la 4ª semana de Pascua


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (12,24–13,5):

EN aquellos días, la palabra de Dios iba creciendo y se multiplicaba. Cuando cumplieron su...


Sal 66,2-3.5.6.8

R/. Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben Que Dios...


Lectura del santo evangelio según san Juan (12,44-50):

EN aquel tiempo, Jesús gritó diciendo: «El que cree en mí, no cree en mí,...

Leer todas las lecturas